La Dama de Shalott (trad. Espido Freire)

I

A ambos lados del río se extienden
anchos campos de cebada y de centeno
que cubren las colinas y rozan el cielo;
y a través de los sembrados corre el camino
que llega a Camelot, la de las muchas torres;
y la gente va y viene,
y contempla los lirios que florecen
en torno a la isla de más allá,
la isla de Shalott.

Palidecen los sauces, tiemblan los álamos,
breves brisas oscurecen y hacen vibrar
la corriente que fluye eternamente
junto la isla del río
y que se deja caer hacia Camelot.
Cuatro muros grises y cuatro grises torres
se alzan sobre un lugar lleno de flores,
y la isla silenciosa oculta
a la Dama de Shalott.

Por las orillas veladas de sauces
se deslizan las gabarras de las que tiran
caballos perezosos. Sin que nadie la aclame,
una chalupa vuela con su vela de seda

río abajo a Camelot:

Pero ¿quién la ha visto que saludara con la mano
o asomada a la ventana?
¿Es que alguien la conoce en  todo el reino,
a la Dama de Shalott?

Sólo los segadores que siegan al amanecer
las barbudas espigas de cebada
escuchan el eco alegre de una canción
desde el río transparente que serpentea
en su descenso hacia Camelot, la de las muchas torres.
Y cuando asoma la luna, el agotado segador
que apila las gavillas para que respiren en lo alto de las colinas
cuando la escucha, susurra: “Esa es el hada,
la Dama de Shalott”.

 

II

Allí teje noche y día
una tela mágica de colores vivos.
Conoce el rumor que asegura
que le espera una maldición si se atreve
a mirar hacia Camelot.
No sabe qué maldición puede ser,
de manera que teje sin cesar
y no se preocupa de nada más
la Dama de Shalott.

Y en movimiento en un nítido espejo
que cuelga todo el año frente a ella
aparecen las sombras del mundo.
Allí ve el camino cercano
que serpentea hasta Camelot:
allí gira el remolino del río
y allí los aldeanos malhumorados
y las capas rojas de las jovencitas en el mercado
se deslizan desde Shalott.

A veces, un grupo de alegres damitas,
un abad sobre una litera,
a veces un pastorcillo de pelo ensortijado,
o un paje de cabellos largos con librea carmesí
van hacia Camelot, la de las muchas torres.
Y alguna vez, a través del espejo azul,
cabalgan los caballeros de dos en dos;
ella no tiene ningún leal caballero que la sirva,
la Dama de Shalott.

Pero aún se divierte con su labor      
y teje las mágicas imágenes del espejo;
a menudo en las noches silenciosas
un funeral con velas y antorchas
y música avanzaba hacia Camelot;
o cuando brillaba la luna en el cielo
aparecían dos jóvenes amantes recién casados.
“Qué harta estoy de sombras”, decía
la Dama de Shalott.

 

III

A un tiro de flecha de su alero emparrado
él cabalgaba a través de las gavillas de cebada:
el sol brillaba entre las hojas,
y flameaba en las grebas de latón
del valiente Sir Lancelot.
Un caballero cruzado eternamente de rodillas
ante una dama relucía en su escudo
por los campos amarillos
junto a la remota Shalott.

La brida llena de joyas relucía suelta
como una formación de estrellas que vemos
prendida en la galaxia dorada.
Los cascabeles de la brida sonaban alegremente
mientras avanzaba hacia Camelot:
y de su baldón heráldico colgaba
un magnífico clarín de plata;
y mientras cabalgaba su armadura resonaba
junto a la remota Shalott.

Bajo el despejado cielo azul
su lujosa silla refulgía, pesada de gemas;
el yelmo y su pluma
ardían como una única llama
mientras bajaba hacia Camelot.
Así como a veces en la noche púrpura
bajo el brillo de las estrellas
cruza un meteoro con su estela luminosa
él se acerca a la silenciosa Shalott.

Su amplia frente despejada resplandecía al sol,
su corcel de guerra trotaba con sus cascos bruñidos;
por debajo de su yelmo asomaban
unos rizos negros como el carbón
mientras cabalgaba hacia Camelot.
Al pasar junto a la orilla y junto al río
apareció en el espejo de cristal.
“Tirra tirra”, junto al río
cantaba Sir Lancelot.

Soltó la labor, dejó el telar,
recorrió en tres pasos su aposento
vio cómo los nenúfares florecían,
vio el yelmo y su pluma,
y se volvió hacia Camelot.
Voló la tela y flotó en el aire,
el espejo se rajó de lado a lado.
“La maldición ha caído sobre mí”, gritó
la Dama de Shalott.

 

IV

Bajo el tenso viento del levante huracanado
los pálidos bosques amarillos menguaban;
el ancho arroyo se lamentaba en sus orillas;
llovía con fuerza desde unas nubes bajas
sobre Camelot, la de las muchas torres.
Ella bajó y encontró una barca
que flotaba bajo un sauce
y en torno de la proa escribió
“La Dama de Shalott”.

Y río abajo, en la borrosa distancia,
como una valerosa vidente en trance
capaz de ver sus propias desgracias,
con su semblante vítreo,
dirigió su mirada hacia Camelot.
Y cuando acababa el día
soltó la amarra y se tendió;
la amplia corriente se llevó lejos
a la Dama de Shalott.

Tendida, envuelta en un níveo vestido blanco
que flotaba libre a ambos lados
-las hojas caían sobre ella suavemente-,
a través de los ruidos de la noche
se deslizó hasta Camelot.
Y mientras la proa cabeceaba
entre las colinas de sauces y los campos
la escucharon cantar su última canción
a la Dama de Shalott.

Oyeron un canto doliente y sacro
que se elevaba y se perdía,
hasta que su sangre se heló lentamente
y sus ojos se oscurecieron por completo
vueltos hacia Camelot, la de las muchas torres.
Y cuando llegaba con la corriente
a la primera casa junto a la orilla
murió mientras cantaba
la Dama de Shalott.

Bajo torres y balcones,
junto a jardines cercados y galerías
flotaba como una forma resplandeciente,
pálida y muerta entre las altas casas,
en silencio por Camelot.
Se acercaron a los muelles
caballeros y burgueses, señores y damas,
y leyeron su nombre en torno a la proa
“La Dama de Shalott”.

“¿Quién es esta? ¿Y qué hace aquí?”
Y en el iluminado palacio en las cercanías
se extinguió la alegría de los reyes,
y se santiguaron con miedo
todos los caballeros de Camelot.
Pero Lancelot se quedó pensativo un momento;
y dijo: “Tiene una cara preciosa;
que Dios, en su inmensa sabiduría, se apiade de ella,
de la Dama de Shalott».

Alfred Tennyson

cursoConventual

 

Curso Conventual sobre Mujer y Creatividad: LA MIRADA DE MUJER Y LA CREATIVIDAD:

Fechas: Del 22 al 24 de mayo de 2020

Lugar: Convento de San Francisco de El Soto, Santiurde de Toranzo, Cantabria

Más información

FloralFrescaWeb

 

Después de Floral, mi primer perfume, aparece Floral Fresca. Más ligera y veraniega, aunque con el mismo espíritu que la anterior, os contaré su historia más adelante, porque en este caso, para facilitar su distribución, no incluye libro. También hemos sacado Floral sin la novelita, para quienes ya teníais el pack y queríais renovar el perfume. Floral Fresca puede encontrarse de momento en Carrefoures y ya os indicaré otros puntos de venta.

packagingweb

Cómpralo aquí 19,95€ 

Para celebrar sus veinte años de carrera literaria, Espido Freire lanza un perfume que refleja su universo, y un relato inspirado en ese mismo mundo propio, ambos titulados “Floral”. “Floral” es una fragancia luminosa y elegante con el frescor de la bergamota de Calabria. Tras frutas como la ciruela y un aterciopelado melocotón, se revela un elegante bouquet floral, con la majestuosidad del Jazmín, la sofistificación de la Violeta y la feminidad de la Magnolia. La cremosidad y calidez del Sándalo se entrelaza con la sensualidad de la vainilla, ambas envueltas por un halo de almizcle.

 

Decía la Durás
 
 
Decía Agatha Christie
 
 
Decía Avellaneda

Escucha el podcast

Decía Maupassant

Escucha el podcast

Decía Cortázar

Escucha el podcast

Decía Lejárraga

Escucha el podcast

Decía Shakespeare

Escucha el podcast

 

Boris Pasternak

Escucha el podcast

Stevenson

Escucha el podcast

George Sand (Amandine Dupin)

Escucha el podcast

Truman Capote

Escucha el podcast

Petronio

Escucha el podcast

Unamuno

Escucha el podcast

Shelley

Escucha el podcast

Anaïs Nin

Escucha el podcast

Camilo José Cela

Escucha el podcast

Cervantes y la caverna de Argel 

Escucha el podcast

Las tres hermanas Brontë

Escucha el podcast

Bodas de Sangre

Escucha el podcast

La Dama de las Camelias

Escucha el podcast

Jane Austen, Orgullo, sentido  y sensibilidad

Escucha el podcast

Rosalía de Castro

Escucha el podcast

Ernest Hemingway

Escucha el podcast

Teresa de Jesús

Escucha el podcast

Tolstoi

Escucha el podcast

Kafka, querido padre, querido insecto

Escucha el podcast

Sylvia Plath

Escucha el podcast

Lazarillo

Escucha el podcast

Oscar Wilde

Escucha el podcast

Emilia Pardo Bazán

Escucha el podcast

Colette

Escucha el podcast

Ana María Matute

Escucha el podcast

Alejandra Pizarnik

Escucha el podcast

Lope de Vega

Escucha el podcast

Petrarca

Escucha el podcast

Clarín

Escucha el podcast

Karen Blixen

Escucha el podcast

Simone de Beauvoir

Escucha el podcast

Carolina Coronado

Escucha el podcast

Pessoa

Escucha el podcast

Louise May Alcott

Escucha el podcast

Patricia Highsmith 

Escucha el podcast

H. C. Andersen

Escucha el podcast

Carson McCullers

Escucha el podcast

Charles Dickens

Escucha el podcast

Corín Tellado

Escucha el podcast

Martha Gellhorn

Escucha el podcast

 

 

 

 

 

 

 

 

La Depeche Du Nord

Leer

Info Marruecos

Leer

Con Acento Marroqui

Leer

La Depeche Du Nord

Leer

 

 

 

 

 

 

 

La Nueva Crónica

Opinión

Leer

 

Espido Freire premiO

Premio Letras del Mediterráneo

Último artículo de Espido Freire blog

Bizcocho de zanahoria al viejo estilo. 

 

Último libro 

Llamadme Alejandra

Instagram 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios relacionados con sus preferencias y hábitos de navegación. Si continua navegando o no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1 - ¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que una página Web puede poner en tu ordenador o dispositivo móvil la primera vez que visitas un sitio Web o página. La cookie ayudará al sitio Web, o de otro sitio web, a reconocer tu dispositivo la próxima vez que se visite. Hay muchas cosas que realizan las cookies. Por ejemplo, pueden ayudarnos a recordar tu nombre de usuario y preferencias, analizar el funcionamiento de nuestro sitio Web, o incluso nos permite recomendarte el contenido que creemos que puede ser interesante para ti,

Algunas cookies no contienen información personal - por ejemplo, si haces clic en "Recuérdame" al iniciar sesión, una cookie se almacenará con tu nombre de usuario. La mayoría de las cookies no recopilará información que te identifique, solamente recogen la información general, cómo los usuarios llegan al Site y utilizanla Web, o la ubicación general del usuario.

2 - ¿Qué tipos de cookies se utilizan?

En general, se utilizan las cookies para realizar hasta cuatro funciones diferentes:

1. Cookies de personalización

Algunas cookies son esenciales para el funcionamiento de nuestro sitio Web. Por ejemplo, algunas cookies nos permiten identificar el idioma del usuario, configuración regional o desde donde accede. Si un abonado opta por desactivar estas cookies, el usuario le será más difícil acceder a todo el contenido a tu disposición.

2. Cookies de análisis

Utilizamos otras cookies para analizar cómo nuestros visitantes utilizan nuestro sitio Web y para controlar el rendimiento Web como Google Analitics. Esto nos permite ofrecer una experiencia de alta calidad a usuarios mediante la personalización de nuestros contenidos y la rápida identificación y la fijación de cualquier problema que surja. Por ejemplo, podemos utilizar cookies rendimiento para realizar un seguimiento de qué páginas son las más populares, qué método de vinculación entre las páginas es más eficaz, y para determinar por qué algunas páginas están recibiendo mensajes de error. También podríamos utilizar estas cookies para resaltar artículos o servicios del sitio que creemos que será de interés para los usuarios, basados en la navegación enla Web

3. Cookies técnicas

Las cookies técnicas que nos permiten recordar tus preferencias. Por ejemplo, las cookies te ahorran la molestia de escribir su nombre manualmente cada vez que accedas al sitio, y recordar las preferencias de personalización, tales como la apertura de menús laterales según la visita anterior al iniciar sesión, recordar elementos que integran un pedido, realiza runa solicitud de inscripción o compartir contenidos a través de redes sociales.

También utilizamos cookies técnicas para ofrecerte mejores servicios.

4. Cookies publicitarias y de comportamiento

Se utilizan para servirte los anuncios que creemos que pueden ser relevantes para ti y para tus intereses. Por ejemplo, si visitas la sección de web para empresas de Espido Freire, podemos ofrecerte ofertas especiales de este tipo de producto que pueden ser de tu interés. Podrás ver estos anuncios Espido Freire en otros sitios que visites en la red. Sin embargo, en ningún momento tendremos acceso a tus datos personales.

El sitio Espido Freire utiliza cookies de publicidad gestionadas por terceros para la promoción de sus productos tanto en páginas Web de Espido Freire como en páginas que no pertenecen a Espido Freire. Puedes dejar de recibir determinadas cookies publicitarias gestionadas por terceros al acceder a sus páginas web.

3- ¿Durante cuanto tiempo guardamos la información?

Depende del tipo de cookie. Las cookies de sesión caducan al cerrar el navegador. Las cookies persistentes, suelen caducar cuando transcurre un periodo de tiempo que puede oscilar entre los dos meses y los dos años.

4 - ¿Puedo bloquear / desactivar las cookies de usuario de un sitio Web?

Como hemos explicado anteriormente, las cookies te ayudan a obtener el máximo rendimiento de nuestros sitios Web.

En caso de hayas visitado la web de Espido Freire después la fecha indicada en el pie de esta página, deberías haber visto un mensaje que explica que al continuar para acceder a nuestro sitio, aceptas el uso de cookies.

Recuerda que puedes desactivar las cookies en el navegador que utilices para acceder a nuestra web y recuerda que si decides desactivar las cookies, es posible que algunas secciones de nuestro sitio Web no funcionaran correctamente

5 - Cambios en nuestra política de privacidad.

Cualquier cambio que se pueda producir en el futuro con respecto a nuestra política de privacidad será publicada en el futuro en esta misma página. Te recomendamos el que visites este apartado para comprobar regularmente las actualizaciones o cambios en nuestra política de privacidad.