Miércoles, 13 Abril 2016 13:11

Cuentos malvados - Reseñas

Escrito por
Valora este artículo
(0 votos)

malvadosCuentos malvados

Punto de lectura, 2003

 

 

 

 

 

 

Reseñas:

Literaturas.com:

Cuentos malvados, reúne 99 aciertos, “ramalazos breves en palabras de la autora”, Espido Freire, que respetan por igual las estrictas reglas del relato hiperbreve, uno de los géneros más difíciles de cuantos podemos encontrar en la actualidad. No en vano, como en poesía, fueron muchos autores los que se acercaron a él, pero pocos los que lo consiguieron dominar. Inteligentemente encadenados, sorprende en estos Cuentos malvados la frescura de los mismos que en nada desmerecen a los de los grandes, Monterroso, Torri o Arreola. Pero son la secuencia que conforman la denominada Dentro del laberinto la que despierta por igual estupor y respeto por una autora, joven, de quien sólo cabe esperar que continúe en el futuro ofreciéndonos perlas como estas.

Tan hermosos que dan miedo, Por Alba Carbajal. 3 de Agosto de 2005

Tenía algo más que 20 años de edad cuando comenzó a experimentar -con la sinceridad que es propia de quien escribe para sí mismo- su don de letras. Con su pequeño cuaderno siempre con ella, iba dando a luz sus brevísimos relatos que posteriormente bautizó como Cuentos malvados. Se trata de Espido Freire. 
Según sus propias palabras, «comenzaba el verano de 1997 cuando un centenar de ideas malvadas, 99 ramalazos breves, se vieron cristalizados en cuentos de apenas unas líneas. Los temas elegidos se escurrían, viscosos y huidizos, y reptaban sobre el papel (...) Ahora abro la caja de estos cuentos para que escapen y muerdan y arañen.

Son cuentos malvados a conciencia, porque mueven un resorte que obliga a plantearse qué es el mal y qué es el bien, «siempre me ha interesado subvertir el orden», dice la escritora, quien también define estos cuentos como «pequeñas ventanas donde el lector puede atisbar otras realidades». 
Divididos en siete apartados temáticos (El agua, Ángeles, Las voces, Arañas y mariposas, El espejo, Los cuentos y Dentro del laberinto), la también autora de Melocotones helados juega con «princesas o ranas que se niegan a cumplir su destino», con «ángeles que pueden ser vampiros» o con «voces que son ese personaje interior que de vez en cuando asalta con una idea». 
Belleza y sencillez.

«Medio ahogado, vio cómo una sirena nadaba hacia él y tendió sus manos hacia ella. La sirena no se acercó más. Con su hermoso rostro sereno contempló cómo el príncipe se hundía lentamente. Cuando dejó de respirar, ella se aburrió, y abandonó el lugar envuelta en un remolino de espuma».

A lo largo del pequeño libro no se puede evitar la evocación a la niñez en esa época en la que de a poco se va perdiendo la inocencia, cuando nos vemos sorprendidos por pensamientos malsanos y, a veces, tan destructivos que nos dan miedo. 
La autora prefirió, en vez de olvidarlos, plasmarlos con las lágrimas coloridas de su bolígrafo en el blanco vacío del papel... Breves fotografías imaginarias de susurros en la oscuridad, centelleos que revelan figuras espeluznantes, la muerte muy de cerca, un poco de sangre, dolor, arañas, mariposas, hadas, hombres, en fin, fantasías que se tornan tan voluntarias e imperceptibles en nuestro interior que se adhieren a nuestra forma de ser.

Apariencias que engañan.

«Apareció súbitamente, caído de la nada, en medio del camino. Los habitantes de la zona se lo llevaron a casa, creyendo, al ver sus alas, que era un mensajero del cielo. A partir de entonces, cada noche, una doncella fue encontrada muerta con dos cicatrices bermejas en su cuello».

Espido Freire publica sus “Cuentos malvados” en edición de bolsillo. 30 de Mayo del 2003.

Con poco más de 20 años, y antes de que empezara a ser conocida, Espido Freire (Bilbao, 1974) experimentaba sin tapujos su vocación literaria escribiendo brevísimas historias en un pequeño cuadernito, unos relatos que ahora ven la luz en un libro titulado Cuentos malvados.

"Hace ocho, o diez años experimentaba con más facilidad porque no sabía lo que quería hacer. Sabía menos de literatura, y todo estaba más abierto, más libre", contaba ayer Espido Freire en la presentación en Madrid de este libro, que se edita por primera vez en edición de bolsillo en Punto de Lectura.

Espido Freire, que publicó su primera novela Irlanda en 1998, con 23 años, y que un año después, en 1999, se convirtió con Melocotones helados en la escritora más joven que ganaba el Premio Planeta, jugaba con lo que después se convertirían en sus obsesiones literarias (los cuentos de hadas, las voces, la muerte) en unos relatos de apenas unas líneas, unos "ramalazos breves", según los define ella misma, en los que se ejercitaba en el "malabarismo" de "crear un universo para y por el cuento".

"Son cuentos malvados a conciencia, porque mueven un resorte que obliga a plantearse qué es el mal y qué es el bien, siempre me ha interesado subvertir el orden", dice la escritora, quien también define estos cuentos como "pequeñas ventanas donde el lector puede atisbar otras realidades".

Divididos en siete apartados temáticos (El agua, Ángeles, Las voces, Arañas y mariposas, El espejo, Los cuentos y Dentro del laberinto), Espido Freire juega con "princesas o ranas que se niegan a cumplir su destino", con "ángeles que pueden ser vampiros" o con "voces que son ese personaje interior que de vez en cuando asalta con una idea".

La escritora, que dice que el relato es el género en el que "más cómoda" se siente, explica que aún tiene "bastante" material guardado de aquella época, antes de que empezara a publicar, en que "escribía como una loca". "Sobre todo relatos, hay también un par de novelas que he desechado porque no me convencen, pero tengo también varios proyectos", cuenta la escritora mientras confiesa con ciertos nervios que "me voy acercando peligrosamente a los treinta".

De aquella época, el inicio de sus veinte, cuando era una aspirante a escritora, a la actual, en la que es una autora conocida con todas las ventajas comerciales que ello conlleva, dice que, en lo literario, ha ganado "herramientas técnicas" a costa de espontaneidad, y en lo personal, que ha perdido "dosis de arrogancia" y ha ganado "serenidad". También que antes procuraba que "nada de la realidad me absorbiera" y en los últimos años se siente más cercana a lo que ocurre a su alrededor. "Quizá esto ha cambiado a raíz de que empezara a escribir artículos para la prensa".

Visto 2647647 veces Modificado por última vez en Miércoles, 13 Abril 2016 14:56
Super User

Donec sollicitudin lorem vitae enim iaculis quis feugiat elit pellentesque

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios relacionados con sus preferencias y hábitos de navegación. Si continua navegando o no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1 - ¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que una página Web puede poner en tu ordenador o dispositivo móvil la primera vez que visitas un sitio Web o página. La cookie ayudará al sitio Web, o de otro sitio web, a reconocer tu dispositivo la próxima vez que se visite. Hay muchas cosas que realizan las cookies. Por ejemplo, pueden ayudarnos a recordar tu nombre de usuario y preferencias, analizar el funcionamiento de nuestro sitio Web, o incluso nos permite recomendarte el contenido que creemos que puede ser interesante para ti,

Algunas cookies no contienen información personal - por ejemplo, si haces clic en "Recuérdame" al iniciar sesión, una cookie se almacenará con tu nombre de usuario. La mayoría de las cookies no recopilará información que te identifique, solamente recogen la información general, cómo los usuarios llegan al Site y utilizanla Web, o la ubicación general del usuario.

2 - ¿Qué tipos de cookies se utilizan?

En general, se utilizan las cookies para realizar hasta cuatro funciones diferentes:

1. Cookies de personalización

Algunas cookies son esenciales para el funcionamiento de nuestro sitio Web. Por ejemplo, algunas cookies nos permiten identificar el idioma del usuario, configuración regional o desde donde accede. Si un abonado opta por desactivar estas cookies, el usuario le será más difícil acceder a todo el contenido a tu disposición.

2. Cookies de análisis

Utilizamos otras cookies para analizar cómo nuestros visitantes utilizan nuestro sitio Web y para controlar el rendimiento Web como Google Analitics. Esto nos permite ofrecer una experiencia de alta calidad a usuarios mediante la personalización de nuestros contenidos y la rápida identificación y la fijación de cualquier problema que surja. Por ejemplo, podemos utilizar cookies rendimiento para realizar un seguimiento de qué páginas son las más populares, qué método de vinculación entre las páginas es más eficaz, y para determinar por qué algunas páginas están recibiendo mensajes de error. También podríamos utilizar estas cookies para resaltar artículos o servicios del sitio que creemos que será de interés para los usuarios, basados en la navegación enla Web

3. Cookies técnicas

Las cookies técnicas que nos permiten recordar tus preferencias. Por ejemplo, las cookies te ahorran la molestia de escribir su nombre manualmente cada vez que accedas al sitio, y recordar las preferencias de personalización, tales como la apertura de menús laterales según la visita anterior al iniciar sesión, recordar elementos que integran un pedido, realiza runa solicitud de inscripción o compartir contenidos a través de redes sociales.

También utilizamos cookies técnicas para ofrecerte mejores servicios.

4. Cookies publicitarias y de comportamiento

Se utilizan para servirte los anuncios que creemos que pueden ser relevantes para ti y para tus intereses. Por ejemplo, si visitas la sección de web para empresas de Espido Freire, podemos ofrecerte ofertas especiales de este tipo de producto que pueden ser de tu interés. Podrás ver estos anuncios Espido Freire en otros sitios que visites en la red. Sin embargo, en ningún momento tendremos acceso a tus datos personales.

El sitio Espido Freire utiliza cookies de publicidad gestionadas por terceros para la promoción de sus productos tanto en páginas Web de Espido Freire como en páginas que no pertenecen a Espido Freire. Puedes dejar de recibir determinadas cookies publicitarias gestionadas por terceros al acceder a sus páginas web.

3- ¿Durante cuanto tiempo guardamos la información?

Depende del tipo de cookie. Las cookies de sesión caducan al cerrar el navegador. Las cookies persistentes, suelen caducar cuando transcurre un periodo de tiempo que puede oscilar entre los dos meses y los dos años.

4 - ¿Puedo bloquear / desactivar las cookies de usuario de un sitio Web?

Como hemos explicado anteriormente, las cookies te ayudan a obtener el máximo rendimiento de nuestros sitios Web.

En caso de hayas visitado la web de Espido Freire después la fecha indicada en el pie de esta página, deberías haber visto un mensaje que explica que al continuar para acceder a nuestro sitio, aceptas el uso de cookies.

Recuerda que puedes desactivar las cookies en el navegador que utilices para acceder a nuestra web y recuerda que si decides desactivar las cookies, es posible que algunas secciones de nuestro sitio Web no funcionaran correctamente

5 - Cambios en nuestra política de privacidad.

Cualquier cambio que se pueda producir en el futuro con respecto a nuestra política de privacidad será publicada en el futuro en esta misma página. Te recomendamos el que visites este apartado para comprobar regularmente las actualizaciones o cambios en nuestra política de privacidad.