Jueves, 14 Abril 2016 08:48

Nos espera la noche - Reseñas

nosesperalanocheNos espera la noche
Alfaguara, 2003

> A la venta en Fnac.es

 

 

 

 

 

Reseñas:

Espido Freire publica "Nos espera la noche", una novela que evoca los cuentos de hadas.
Por Antonio Paniagua. En El Norte de Castilla – Valladolid. 22 de Octubre de 2003

La escritora vasca creó esta obra de amor y ambición entre los 19 y los 22 años

“La novela española tiene una revolución pendiente: incluir elementos de fantasía”. Quien así habla es Espido Freire (Bilbao, 1974), quien acaba de publicar ‘Nos espera la noche’(Alfaguara), un libro con cierto aire evocador de los cuentos de hadas y los ciclos artúricos. La obra que acaba de entregar a la imprenta es la segunda parte de una trilogía que comenzó con ‘Donde siempre es octubre’. La escritora reivindica el poder de la imaginación y lamenta que el lector adulto y tradicional se resista a la fabulación. “Parece que la literatura fantástica es un pecado que se tiene que purgar a base de costumbrismo y realismo. La narrativa fabuladora sólo se permite en la literatura infantil”.

Espido Freire creó esta novela de amor y ambición entre los 19 y los 22 años, un alumbramiento lento que ha culminado ahora, cuando ha suprimido treinta personajes y ha remodelado la estructura temporal. “Hace años fui superponiendo historias y entretejiendo hasta 22 narraciones independientes. Cuando terminé el relato estaba bastante satisfecha, pero me salió una novela altamente experimental, muy fragmentada. Al revisarla, el texto ha perdido radicalidad, pero ha ganado en fondo. Todo el relato se ha ido adaptando no sólo a mis lecturas, sino también a mi evolución como escritora”.

Contadas por su abuela

Muchas de las historias que se narran en ‘Nos espera la noche’ fueron contadas a la escritora por su abuela. “Mi abuela murió antes de yo publicara libro alguno. Tenía una peculiaridad: al contar, no le importaba apartarse de la verdad siempre que ello redundara en beneficio de la historia. Mi abuelo era más preciso y riguroso, de forma que gracias a los dos pude comparar la verdad histórica y la novelada”.
El esfuerzo de fabulación que ejecuta Espido Freire no la deja exhausta. “Al contrario, me da más vida. Como a todas las personas un poco lúcidas, me agota la realidad. Si lo que estoy contando es verdad, la muerte y los sufrimientos verdaderos se cuelan”. Aparte de insuflar fantasías a sus relatos, Espido Freire cree que los escritores españoles tienen un reto que afrontar: modificar la linealidad y romper la estructura espacio-temporal. “La tecnología ha alterado los conceptos de espacio y tiempo”.

La niña que susurraba a los caballos. La Razón. 
Por Joaquín Arnaíz. La Razón. 24 de Octubre de 2003

La literatura tiene, afortunadamente, tantos senderos como aquel jardín bifurcado infinitamente del que hablaba Borges. Y no es uno de sus menores el que conduce al reino de la fantasía. En algún caso, peterpanesco, mediante un vuelo nocturno; en otro, por losas amarillas hacia Oz; o por los túneles del sueño, como en la Alicia de Carroll, que cita Espido Freire a abrir su última novela, Nos espera la noche. Porque Espido Freire (Bilbao, 1974), ganadora con veinticinco años del premio Planeta (1999), ha apostado siempre, rigurosamente, por asomarse al mercurio de los espejos, por indagar sobre los laberintos psíquicos paralelos a una realidad metafórica. En muchos casos, con tres característica esenciales: la creación de un espacio mítico (quizá más épico que mítico) pero dotado con objetos contemporáneos; una dimensión simbólica y lírica, y la presencia de unas voces de mujeres que dan cierta caracteristica lunar (en cuanto mirada esencialmente especular; de hecho suele mantenerplanteamientos laberínticos muy cercanos a la sensibilidad femenina) a sus obras. Y que en el caso de Nos espera la noche se cumplen perfectamente.

Enlazando con la ciudad de Oilea de su segunda novela, Donde siempre es octubre (1999), y su galería de personajes de pasiones subterráeas, y con su obra de literatura juvenil, La última batalla de Vincavec el Bandido (2001), personaje que aparece también en Nos espera la noche, Espido Freire nos describe en su última obra el territorio imaginario de Gyomaendrod, que a primera vista pudiera tener alguna relación en cuanto a la capacidad imaginaria, con obras como Olvidado Rey Gudú de Ana María Matute, pero que en la prosa de Espido Freire ese espacio mítico está contado sin alterar sustancialmente una realidad física encontrable en una Europa rural del XVIII (desde los soldados dragones a la oligarquía rural), quizá con algunos toques de las Eddas islandesas.

Esos paisajes, un poco sombríos y perdidos entre bosques, que ya trazara Espido Freire en su primera novela, Irlanda (1998), a partir de un relato que escribió a los dieciséis años; la presencia del Mal, que dibujó en Diabulus in musica (el intervalo prohibido en la música antigua y por donde se creía que podía entrar el diablo), o la importancia que las historias familiares (y sus errores y sus males ocultos) tenían en Melocotones Helados, están en Nos espera la noche, quizá con un lenguaje más preciso y más depurado, donde el tono lírico depende más del contexto simbólico que de la adjutivación o las metáforas.

En el territorio de Gyomaendrod, hay varias familias que se enfrentan por el control del poder. La novela se inicia con los preparativos para celebrar los cumpleaños del padre y de uno de los hijos de la familia Pozbieta, una de las más ricas y poderosas. Aunque ya en la primeras páginas puedever el lector que, como suele suceder en los textos de Freire donde siempre hay un “diabulus in musica” a la espera, aparecen los primeros signos de la desgracia que acabará cerrando la novela: llega a sus corrales para domar a los caballos salvajes un saludador acompañado de una adorable niña que tiene el poder de entender a los caballos y la capacidad de la visión profética. Pero el tender Reason, un factor del mal, como un Loki que traerá al final del Walhalla de Gyomaendrod (en Diabulus in musica, uno de los personajes que interpretó el papel de Balder, el segundo hijo de Odín) y que hace jaulas, causará la muerte de la niña, qui cuidaba en su mano a un simbólico grillo. A partir de ese acontecimiento, empezarán a desarrollarse pasiones sentimentales, imaginadas violaciones, asesinatos en los caminos, y un recorrido hacia la oscuridad y la noche, esa hermana de la muerte que nos espera siempre cruzando la selva de la vida.

Publicado en Reseñas
Viernes, 06 Octubre 2017 23:10

Nos espera la noche

nos esper la nocheNos espera la noche.
Alfaguara, 2003.

Descarga un fragmento del libro.

Sinopsis:

En un territorio que no figura en los mapas y en un tiempo distante de cualquier época, nacen, viven y mueren los seres creados por Espido Freire. En una tierra lejana, bella y salvaje en la que la miseria humana observa la felicidad como los niños los juguetes ajenos, y el amor no basta para solucionar ciertos quiebros del destino, encontramos las historias que nos brinda en Nos espera la noche, una novela intimista y épica, llena de aventuras y pasiones.

..........

Second part of the trilogy of the cities: we move now to the country, to a distant land, Gyomaendrod, out of time, out of space, where people suffer and love and die far from human laws. Another visit to Espido's particular universe, probably her most original novel.

..........

Dans un territoire qui n’existe pas dans les cartes, dans un temps distant, à une époque quelconque, naissent, vivent et meurent les êtres crées par Espido Freire. Dans une terre lointaine, belle et sauvage, dans laquelle la misère humaine observe la joie de la même façon que les enfants regardent les jouets des autres, mais l’amour ne suffit pas pour arrêter certains tours du destin, c’est ici qu’on trouve les narrations entremêlées de « La nuit nous attend », un roman intimiste et épique, pleine d’aventures et passions.

..........

In un territorio ignoto alle mappe, e in un tempo lontano da qualsiasi epoca, nascono, vivono e muoiono gli essere creati da Espido Freire. In una terra distante, bella e selvaggia, in cui la miseria umana osserva la felicità come fanno i bambini con i giocattoli altrui, e l’amore non basta per risolvere certi rovesci del destino, troviamo le storie raccolte in Nos Espera la Noche, un romanzo intimista ed epico, ricco di avventure e di passione.

..........

Zweiter Teil der Trilogie von Städten. Wir wechseln nun zu Gyomaendrod, einem fernen Land, fern von Zeit und Raum, in welchem die Bewohner leiden und Liebe und Tod fern von menschlichen Gesetzen sind. Ein neuerlicher Besuch von Espido’s speziellem Universum, möglicherweise ihr originellster Roman.

Reseñas:

Espido Freire publica "Nos espera la noche", una novela que evoca los cuentos de hadas.
  Por Antonio Paniagua. En El Norte de Castilla – Valladolid. 22 de Octubre de 2003.

La niña que susurraba a los caballos.
  Por Joaquín Arnaíz. La Razón. 24 de octubre de 2003.

Entrevistas:

Se centra todo en lo inmediato y esa no es mi postura frente a la literatura”

Presentación del libro.

Así fue la presentación del libro en La Casa Encendida de Madrid (2003)

Como todo lo que hace Espido Freire, la presentación de su último libro Nos espera la noche no fue un acto literario al uso.
Se presentó ataviada con un sugerente vestido rosa salpicado de estrellas, como una noche alegre en probable homenaje al título de su novela. La acompañaba en la mesa Nativel Preciado, quien fuera finalista el mismo año en que una jovencísima Espido Freire se llevaba el codiciado Premio Planeta a casa con su tercera novela Melocotones Helados. Por ese entonces la prensa, como recordaron ambas, quiso enfrentarlas pero "ambas supimos protegernos mutuamente, Nativel, como es mayor que yo, tuvo que hacer la mayor parte" concede con una sonrisa para continuar "el mundo de la literatura es un mundo complicado, donde los escritores debemos protegernos y ser mitad hipopótamos mitad rinocerontes: rinocerontes por la piel gruesa con que debemos recubrirnos e hipopótamos por esa cuestión sedentaria que nos va poseyendo".


Espido nos habla luego del origen de la novela, del sueño que la inspiró: "Un sueño con gatos rosados como cuento en algún momento en el libro". Probable inspiración del vestido también. Nativel Preciado insiste en lo soñadora que es la autora de Irlanda, a lo que ella repone: "Mis sueños han ido cambiando, no han desaparecido pero han ido adaptándose a una realidad más compleja".


La charla iba y venía del territorio misterioso Gyomaendrod donde transcurre la novela, a la sólida formación académica de Espido quien "estudió Derecho y luego Filología Inglesa, viajó a Inglaterra y escribió una primera novela magnífica" según nos recordaba una todavía sorprendida Nativel Preciado; hasta que los espectadores y la propia autora pudieron descubrir cuál era la sorpresa anunciada en la invitación. 


Detrás de un biombo oscuro, iluminado sólo por el rostro de la escritora y la portada del libro, apareció una marioneta que se presentó así misma como Espido Freire: "Nos encontramos siempre en situaciones especiales, sólo cuando recibes un premio" "Esta vez no recibo ningún premio, presento mi último libro" "¿Otro libro ya?" "Sí, una novela, Nos espera la noche" "Ahh" repuso la marioneta, para luego felicitarla y preguntar el por qué de los nombres tan extraños de sus personajes: "Porque quiero que el lector construya un mundo con la novela, así, si lee un nombre desconocido, que ni siquiera sabe cómo pronunciar, no tendrá ideas preconcebidas y encontrará todo novedoso" respondió la Espido Freire de carne y hueso.


Para finalizar, las dos damas de la noche se acercaron a la Espido de madera, que entre besos y elogios para el vestido de su homónima les entregó un ramo de flores y rogó por un libro autografiado. 
A lo que Espido accedió encantada, como siempre, como haría minutos después con el resto de asistentes, todos en fila a la caza de la firma y el beso de la escritora.

Publicado en Obra de Espido Freire
Viernes, 06 Octubre 2017 23:10

Querido Jane, querida Charlotte

querida jane querida aguilar

Querida Jane, querida Charlotte.

Aguilar, 2004.

Descarga un fragmento del libro.

 

Sinopsis:

Con ‘Querida Jane, querida Charlotte’, Espido se adentra en el mundo, la vida y la obra de Jane Austen y las hermanas Brontë. Fascinada como miles de lectores por semejantes figuras, Espido decidió enfrentarse al reto de descubrir porqué y cómo cuatro mujeres solteras y pobres, autodidactas, con mala salud y apartadas de un ambiente propicio para la creación, en una época difícil y que murieron antes de llegar a la cuarentena, escribieron algunos de las mejores novelas de la literatura.

 

Entrevistas y reseñas:

.........

In “Dear Jane, dear Charlotte”, we learn about Jane Austen and the Brontë sisters; Espido's book shows her fascination about these writers, four poor women, single, ugly and sick, and how they became writers. A journey around their lives, their works and the places they lived in.

.........

Avec “Ma chère Jane, ma chère Charlotte », Espido commence un voyage à travers le monde, vie et œuvre de Jane Austen et des sœurs Brontë. Fascinée, comme des milliers de lecteurs, par ces figures, elle a choisi le défi de découvrir pourquoi et comment quatre femmes célibataires et pauvres, autodidactes, en manque de santé (toutes son mortes avant les quarante ans) et écartées d’une ambiance de création, dans une époque difficile, sont parvenues à écrire des romans dont quelques un sont comptés parmi les meilleurs de la littérature.

.........

Con “Cara Jane, Cara Charlotte”, Espido si addentra nel mondo, nella vita e nell’opera di Jane Austen e delle sorelle Brontë. Affascinata, come centinaia di lettori, da tali figure, Espido decide di affrontare la sfida di scoprire come e perché quattro donne nubili e povere, autodidatte, di salute cagionevole e estranee ad ambienti propizi alla creazione, in un epoca difficile, morte prima dei quarant’anni, scrissero alcuni dei migliori romanzi della letteratura.

.........

In “Liebe Jane, liebe Charlotte” erfahren wir einiges über Jane Austen und die Brontë Schwestern. Espido’s Buch zeigt ihre Faszination von diesen Schriftstellerinnen. Vier mittellose Frauen, allein stehend, unattraktiv und kränklich und wie sie zu Schriftstellern wurden. Eine Reise in deren Leben, Werke und die Orte wo sie weilten.

.........

Espido Freire, en el espacio de las Brontë y Jane Austen.

"Padezco de un escepticismo político que es casi terminal".

"Reivindico la lectura como espacio de reflexión".

 

Espido Freire, en el espacio de las Brontë y Jane Austen

En Diari de Tarragona

23 de Febrero de 2004

Por Miguel Lorenci

En su libro “Querida Jane, querida Charlotte" reivindica estas escritoras

No es un ensayo ni un libro de viajes, aunque tenga mucho de ambos. 'Querida Jane, querida Charlotte' (Aguilar) es, según su autora, Espido Freire (Bilbao, 1974), “un viaje emocional” que la escritora realiza por los borrascosos territorios reales y ficticios de cuatro grandes y admiradas escritoras británicas, las tres hermanas Brontë y Jane Austen, almas gemelas de los afanes literarios de la autora de 'Melocotones helados'.

Hechizada por sus obras, sus paisajes y sus imaginarios desde hace tiempo, Espido Freire, habitante del norte y licenciada en filología inglesa, se propuso desvelar el enigma de estas cuatro mujeres solteras y pobres, autodidactas, con mala salud, aisladas en el campo en un siglo que no potenció ni mucho menos sus inquietudes intelectuales, y que murieron antes de cumplir los cuarenta dejando una decena de novelas dignas de hacerse un hueco en los anales de la literatura universal. Unas mujeres que llevaron una vida quizá más desgraciada que las de sus personajes.
“Las novelas de Emily y Charlotte Brontë y las de Jane Austen son cruciales y el origen de tantas y tantas novelas rosas, en unas derivaciones que aún hoy están presentes”, asegura Espido Freire. “Jane Austen es el gran modelo en cuanto a construcción de novela, y las hermanas Brontë son la pasión por la literatura, toda la parte bronca, oscura y romántica que implica la novela”.

Las cuatro eran hijas de reverendos, destaca la escritora, que se fija en la fuerte religiosidad que marcó sus vidas y obras, y dice que de las cuatro - Charlotte, Emily, Anne y Jane Austen - es Anne la que ha supuesto todo un descubrimiento realizado a través de sus hermanas.

“Es un recorrido real que realicé hace dos primaveras por los territorios y las ciudades de Jane Austen, y que está en la primera parte del libro, un viaje geográfico, literario y emocional. En la segunda, dedicada a las Brontë, recorro cada una de la habitaciones de la casa

que casi nunca abandonaron para ver qué influencia vital y literaria dejó en su obra”, explica.

“También me ocupo de un elemento perturbador y contradictorio, su hermano invisible, Brandwell, el gran mirlo blanco de la familia, que se revela como una inmensa decepción, que morirá tuberculoso a causa de sus excesos y que acarrea la ruina económica de la

familia”.

Tenía Espido Freire sublimadas a estas escritoras, pero ahora conoce mejor sus perfiles y revela sus partes oscuras. “He visto las contradicciones. Jane Austen, a quien tenía por una solterona y escritora compulsiva, fue una jovencita frívola que ligaba como una

descosida. Charlotte Brontë era egoísta, manipuladora y ambiciosa y Emily vivió siempre para sí misma”.

“Su común denominador es su formación lectora, su férrea formación religiosa e intelectual y su marcada vocación de independencia y su afán por ser escritoras, con lo que eso suponía en su tiempo. Supieron reflejar las contradicciones y las estupideces de la sociedad

que las rodeaba: la pequeña burguesía rural, en el caso de Jane, el universo privado de la enseñanza, en el de Charlotte, y la violencia brutal de las pasiones y la degeneración que conllevan, en el caso de Emily y Anne”.

También han sido notables los descubrimientos al escudriñar su vida amorosa. “No fueron vírgenes frías y distantes ninguna de ellas. Todas tuvieron vida amorosa. La diferencia es que en el mundo de Jane Austen el ideal del amor romántico no era tan importante

como sería luego y la censura moral no es la que luego se encontrarán las Brontë, que si sufrieron una sociedad cruel, cerrada, pacata, puritana, que comienza a privilegiar la idea del amor-pasión por encima de los demás. Pero sólo Emily, la que nunca tuvo una pasión

amorosa real, sublimará esa idea en Cumbres Borrascosas”.

“Como lectora se disfruta más con los personajes de las Brontë que de los de Jane Austen”, dice Espido Freire, aunque puesta a elegir un personaje de este mundo de brumas y sufrimientos prefiere ser Elizabeth Bennet, protagonista de Orgullo y prejuicio,

obra maestra de Austen, antes que Katherine, la heroína de Cumbres Borrascosas.

"Padezco de un escepticismo político que es casi terminal".

Georgina Fernández

 

Ayer presentó su último libro, Querida Jane, querida Charlotte en el marco de LibrOviedo, una obra que Espido Freire dedica a Jane Austen y las hermanas Brönte.

--Las obras de estas escritoras entretienen, y hoy se considera que cuando un libro cumple esa función, es literatura menor.

--La literatura posee muchos planos. Una novela permite una lectura superficial, de entretenimiento; otra lingüística; y otra simbólica, y si falla en esos tres planos, difícilmente va a ser un clásico.

--Es curioso que, habiendo pasado tan pocas autoras a la historia de la literatura, tres de ellas, --las Brönte--, sean hermanas.

--Ese es uno de sus misterios. A veces, se dice que el talento es innato, pero el ejemplo de estas escritoras me confirma que un autor, lo es a base de trabajo e investigación. Si se estudia la vida de las Brönte se observa cómo inventaban historias; viajes

imaginarios...Un autor lo es por la voluntad de serlo, porque es imposible que tres hermanos sean genios.

--¿Cuál de las hermanas prefiere como escritora?

--Emily es la completa y la que sigue diciendo más a los lectores contemporáneos. Anne es la más dulce y la más desconocida. Charlotte demuestra la valía del tesón por encima de otra circunstancia.

--Volviendo a nuestro siglo, usted fue una de las que primero denunció la guerra... 

--Pues sí, me cupo la suerte o la desgracia.

-- ¿Está satisfecha del regreso de los soldados?

--No estoy muy convencida, porque hizo falta para ello un cambio de gobierno. No hubo un proceso de modificación de conciencia, y ahora hay una polémica con mayorías muy enfrentadas, así que estoy a la espera.

-- ¿Tampoco podemos decidir mucho no?

--Bueno, yo estoy enferma de un escepticismo político casi terminal. Viví mis primeros 25 años en el País Vasco y eso marca y vacuna. Creo muy poco en las relaciones políticas efectivas.

--Hoy (por ayer) el expresidente Aznar presenta un libro sobre sus ocho años de mandato. Lo leerá?

--Posiblemente me lo manden y posiblemente lo lea. Me parece importante ver qué tiene que decir. Es lectura de deberes porque a mí no me interesan las memorias de políticos. Prefiero los ensayos sociales. Acabo de terminar uno sobre la comida rápida

en EEUU.

También me interesa más la historia.

--La ministra de Cultura anunció una rebaja del IVA de los libros que tendrá que esperar Lo lamenta?

--Sería mejor fomentar la lectura. No veo que nadie se queje del precio de la entrada a un partido de fútbol.

--Hay mucho fetichismo en el mundo del libro y la firma de autógrafos. ¿Teme tener más clientes que lectores?

--En mi caso no lo creo, excepto en el libro del Planeta. En cuanto a las firmas, también se las piden a Cañizares, o a Belén Esteban. Es un culto a la persona popular. No se trata del fetichismo real del libro, el de un anticuario o un bibliófilo. 

--Supongo que prepara otro libro, porque no para.

--Atravieso una etapa de cierta vagancia escritora, pero sigo con los talleres literarios, y los cursos. En junio me sentaré.

..........

"Reivindico la lectura como espacio de reflexión".

Diario de Mallorca, 19 de marzo de 2004 

Miguel Vicens, Palma de Mallorca.

La más joven ganadora que ha tenido el premio Planeta presentó ayer en el Club su última obra, 'Querida Jane, querida Charlotte', un ensayo publicado por Aguilar sobre cuatro escritoras británicas universales.

-¿Qué le motivó a escribir un ensayo sobre Jane Austen y las hermanas Brontë?

- No hay una única causa. Son autoras básicas en la literatura universal y especialmente en la literatura inglesa. Y yo estudié Filología Inglesa. Al principio pensé que el ensayo sería más amplio, pero finalmente me quedé con estas autoras, porque me permitían

establecer muchas comparaciones jugosas.

- ¿Qué tuvieron en común?

- La edad en la que murieron, las condiciones vitales, el aislamiento, la falta de estudios, el ser hijas de reverendos. Sin embargo, ninguna de estas circunstancias explica por sí sola que de la nada fueran capaces de escribir las obras que escribieron. Entonces, el propio

concepto de ensayo se fue modificando. Y además, a ello se unió la intención de realizar un viaje físico a las regiones de Hampshire y Yorkshire cuyo relato completara el viaje a literario a través de las vidas de las autoras.

-¿Es también el ensayo un recorrido a través de su propia experiencia con estas escritoras?

- Sí, lo que ocurre es que no quería poner tanto el énfasis en mi interpretación como en desvelar aspectos ocultos o en romper determinados tópicos, porque sobre todo en el caso de las hermanas Brontë se ha alimentado el mito del genio espontáneo como si hubieran

sido una mezcla de monstruos y superdotadas, cuando no fue así. Y en el libro explico la formación constante que recibieron. Lo mismo ocurre con Austen. No fue una solterona amargada que de pronto se puso a escribir. Fue una mujer sociable que gozó de un gran

éxito entre sus semejantes y que en un determinado momento decidió aparcar otros intereses y dedicarse a la literatura. Todas ellas tuvieron desde el principio la conciencia de que iban a convertirse en escritoras. Por eso, en la obra he intentado dar al lector una vía

directa a las mentes de las autoras.

- Y pese a las dificultades con las que se toparon, la calidad de sus obras terminó imponiéndose.

- En un principio tuvieron que disculparse por su condición femenina, sobre todo Emily Bronte, que es la que escribió la obra más pasional y amoral, como es el clásico Cumbres borrascosas. Lo mismo le pasó a Anne Brontë, pues la sociedad victoriana no permitía que

la sensibilidad de una mujer retratara personajes viciosos. Jane Austen, en cambio, nunca abordó ninguna cuestión que fuera abiertamente desagradable, aunque las insinuaba. En su tiempo existía una censura menos evidente que en la época victoriana.

-¿Por qué defiende que la literatura de Jane Austen está tan llena de modernidad?

- Porque estamos acostumbrados a la novela decimonónica, que en muchos aspectos es la cima de la narrativa, pero que ahora mismo es un árbol que no nos deja ver el bosque. Y la novela del XVIII presenta una limpieza de formas, una estructura y una percepción de

la sociedad muy refrescante, frente a la emoción, los juicios y la crítica a la que estamos acostumbrados. Austen aboga por la independencia emocional de la mujer, habla de heroínas autosuficientes de los hombres, frente a la heroína romántica que evoluciona en

relación al héroe masculino.

- ¿Es la obra una invitación a la lectura?

En un mundo regido por lo audiovisual reivindico la lectura como un espacio no sólo de ocio, sino también de reflexión. Los libros no cambian el mundo, pero rompen ideas preconcebidas e invitan al análisis. Y eso es muy necesario en nuestra sociedad, en la que la

prisa y el consumo se han convertido en la principal fuente de estímulos.

- ¿Las escritoras de hoy también se ven obligadas a disculparse por su condición femenina?

- Cuando empecé a publicar la cuestión de la literatura femenina estaba muy de moda, ahora ya no. Es evidente que las autoras estamos todavía en clara minoría, representamos el 20 por ciento, pero nuestra presencia social es mucho mayor que hace unos

años. Yo nunca he tenido que disculparme por esta cuestión. Hace un tiempo, el dato más llamativo de mi biografía era mi edad, pero por suene se convirtió en un factor de cierta admiración por lo que había conseguido.

- ¿Sigue algún plan preestablecido para crear sus obras?

- El placer de la creación literaria es difícil de transmitir a alguien que no lo haya experimentado. Para mí es un acto lúdico que no comporta desdicha, que ocupa el 90 por ciento de mi actividad diaria y que lo matiza todo. Mantengo un ritmo de trabajo

intenso y luego el proceso varía dependiendo de si escribo cuento, novela o ensayo. Aunque todo nace de una misma fuente, de una obsesión, de una presencia. Y luego la investigación me va llevando a un género o a otro.

 - Usted ha abierto una página en internet en la que mantiene contacto con sus lectores, ¿le resulta positiva la experiencia?

 - El alejamiento entre lectores y autores me provoca un rechazo absoluto y todo lo que contribuya a acortar esa distancia me tendrá siempre de su lado.

Otras portadas:

querida jane puntodelectura baja

Edición bolsillo, Punto de lectura

Publicado en Obra de Espido Freire
Viernes, 06 Octubre 2017 23:10

Juegos Míos

juegosmiosJuegos Míos.
Alfaguara, 2004.

Sinopsis:

La mujer es la gran protagonista del libro. La callada y secreta Anja. Pandora la vengativa. La irresistible Olga, que vive buscando un hombre. Anita y su sombra. La extraña vida de Bárbara en la Casa Gris. Isolda y el lago o el amor sacrílego de Luisa. Son algunos de los nombres que llenan de vida estos relatos.
Bajo la inocente apariencia de la juventud se esconden personajes llenos de pasiones, oscuras y celosas amantes que apenas desvelan su verdadero rostro. Nobles damas o bellas adolescentes que ocultan la misteriosa atracción por lo fatal.

----------

La femme est la vraie protagoniste de ce livre. La silencieuse et secrète Anja, Pandora la rancunière, l’irrésistible Olga qui vit à la recherche d’un homme, Anita et son ombre, l’étrange vie de Barbara dans la maison grise, Isolda et le lac et l’amour secret de Luisa; ces noms donnent la vie aux différentes narrations du livre.

Sous l’innocente apparence de la jeunesse se cachent des personnages comblés de passions, des maîtresses jalouses qui ne montrent qu’une partie infime de leur vrai visage, des nobles dames ou des belles adolescentes qui cachent leur mystérieuse attraction envers la fatalité.

----------

La donna è la grande protagonista di questo libro. La taciturna e misteriosa Anja. Pandora la vendicativa. L’irresistibile Olga, che vive alla ricerca di un uomo. Anita e la sua ombra. La strana vita di Barbara nella Casa Gris. Isolda e il lago o il sacrilego amore di Luisa. Questi sono alcuni dei nomi che danno vita a questi racconti. 
Dietro l’innocente apparenza della giovinezza, si nascondono personaggi appassionati, oscure e gelose amanti che appena svelano il loro autentico volto. Nobili dame o belle adolescenti che nascondono la misteriosa attrazione per il fato.

----------

Frauen stehen im Mittelpunkt dieses Buches. Die ruhige und verschlossene Anja, die verärgerte Pandora, die unwiderstehliche Olga immer auf der Suche nach dem perfekten Mann, Barbara und ihr merkwürdiges Leben im grauen Haus, Isolda und ihr See oder die unreine Liebe von Luisa. Dies sind nur einige Namen welche in diesen Kurzgeschichten vorkommen. Unter der glücklichen Fassade von Jugend und Unschuld befinden sich Persönlichkeiten berstend vor Leidenschaft und düstere und eifersüchtige Liebende, welche ihr wahres Ich verbergen. Dabei handelt es sich um feine Damen oder hübsche Mädchen die sich von der Lasterhaftigkeit mystisch angezogen fühlen.

Reseñas:

Mr. Hyde y señora.
Fernando iwasaki Cauti Renacimiento. Revista de Literatura, n. 45-46, Sevilla, 2004

 

Espido FREIRE: JUEGOS MÍOS Alfaguara (Madrid, 2004), 252 pp.

DIVIDIDO en tres apartados - -«El tiempo huye», «Quedemos para la merienda» y «Bestiario» -Juegos míos nos permite a los lectores de Espido Freire profundizar en las claves de un mundo poblado por diosas blancas, aunque debo aclarar que las diosas de Robert Graves no eran tan retorcidas como las de Espido Freire.
Como en otros libros de Espido Freire, en Juegos míos también abundan las mujeres perversas, pero la verosimilitud de sus melusinas es intrascendente porque lo que a Espido Freire interesa es la perversión. No las mujeres malas sino la maldad. Nunca las doncellas sino bien la doncellez. Jamás la anécdota sino la categoría.

El mundo literario de Espido Freire tiene mecanismos secretos, rituales de paso, laberintos especulares y monstruos abnegados y sentimentales sometidos por mujeres terribles a quienes temen los mismos monstruos. Son las reglas de sus juegos.

Entrevistas:

 Mis lectores saben que con mis cuentos no se pueden relajar.

 El escritor no es dueño de otras vidas, pero sí las manipula

Publicado en Obra de Espido Freire
Viernes, 06 Octubre 2017 23:10

La diosa del pubis azul

la diosa del pubis azulLa diosa del pubis azul.
Editorial Planeta, 2005 (con Raúl del Pozo).

Sinopsis: 

Ángel Pareja y Ana Izarra no pueden ser más distintos. Ambos son policías, pero ni en la edad, ni en las expectativas, ni en el cristal con el que miran la vida tienen nada que ver. El azar o más bien los manejos de su jefe, que quiere premiar a la una y castigar al otro, les va a unir en la investigación de un truculento asesinato que tiene como víctima a una bella mujer con el pubis teñido de azul. 
Noelia es encontrada muerta, con signos de haber sido violada en un cuchitril que no concuerda con la sofisticación ni el poder adquisitivo de la víctima. Para Ana Izarra es su primer cadáver, algo que ningún policía olvida, y para Pareja, su compañero, es el último, por el momento, de una larga serie. Los dos tienen métodos muy distintos de investigación. Ana se fía de las pruebas científicas, el ADN y toda la tecnología que ofrece la policía moderna. Pareja, sin embargo, se fía más de su instinto, de sus confidentes, del conocimiento que tiene de los bajos fondos y sus personajes emblemáticos.

Así, ambos comienzan una investigación que les llevará a descubrir al asesino, pero también y lo que es más importante, a descubrir cosas de sí mismos que tenían ocultas tras varias capas de protección.

----------

Ángel Pareja and Ana Izarra couldn´t be any more different from each other. Both of them belong to the Police Department, but they don´t share their age, their expectations or the way they look at things. Chance, ot the tricks played by their boss, who wants to punish him and award her, will link one to another in the investigation of a bloodthirsty murder which victim is a beutiful woman with a blue dyed pubis.
Noelia is found dead, with evidence of having been raped, in a hole which has nothing to do with the sofistication, glamour and purchasing power that characterize the victim. She is Ana´s first corpse, something that no policeman forgets; but for Parreja, Noelia is only another dead body, so far the last one of a very long series. Both policemen have very different methods of investigation. Ana trusts scientific evidence, DNA and all the tecnology that modern Police has to offer. On the other hand, Pareja trusts his instinct, his informers, his knowjedge of the underworld and the emblematic characters who live in it. This is the road they take in an investigation that will result in discovering the criminal, but also something much more relevant: aspects of themselves that they had hidden under several protection coats.

----------

Angel Pareja et Ana Izarra ne pourraient pas être plus différents. Tous les deux sont policiers, mais ni leurs ages, ni ceux qu’ils attendent de la vie, ni leurs points de vue ont quelque chose en commun. Le hasard, sous la forme des ruses de leur chef, qui veut récompenser la femme et punir l’homme, les unira dans l’investigation d’un macabre assassinat dont la victime est une belle femme, avec le pubis teint de couleur bleue.

Novi sad est trouvée morte, avec des signes de viol, dans un recoin sordide très éloigné de la sophistication et des moyens acquisitifs de la victime. C’est la toute première morte de Ana Izarra, ce qu’un policier n’oublie jamais ; mais pour Pareja, son compagnon, c’est le dernier d’une longue série, pour le moment. Tous les deux ont des différentes méthodes d’investigation: Ana a confiance en les épreuves scientifiques, les épreuves de ADN et toute la technologie moderne à la disposition de la police. Par contre, Pareja ne croit qu’à son instinct, ses confidents, et à la connaissance qu’il possède des bas fonds et des personnages caractéristiques.

C’est comme ça que tous les deux commencent une investigation que les mènera jusqu’a l’assassin, mais, ce qui est le plus important, ils feront des découvertes sur les choses qu’eux-mêmes avaient cachées sous diverses couches de protection.

----------

Ángel Pareja e Ana Izarra non possono essere più diversi l’uno dall’altra. Entrambi sono poliziotti, ma né le loro età, né le loro aspettative, né la lente attraverso cui vedono la vita, hanno qualcosa in comune. Il caso o, meglio ancora, le manovre del loro capo, che vuol premiare lei e castigare lui, li unirà nell’indagine di un truculento assassinio la cui vittima è una bella donna con il pube tinto di blu. 
Noelia viene ritrovata morta, con segni di essere stata violata in una topaia che non concorda con la raffinatezza né con il livello economico della vittima. Per Anna è il primo cadavere, cosa che nessun poliziotto dimentica, e per Pareja, il suo collega, è l’ultimo, per il momento, di una lunga serie. I due hanno dei metodi d’indagine molto distinti. Anna si fida delle prove scientifiche, del DNA e di tutta la tecnologia di cui si serve la polizia moderna. Pareja, invece, si fida più del suo istinto, dei suoi confidenti, della conoscenza che ha dei bassifondi e dei personaggi emblematici che li abitano.
I due iniziano un’indagine che li porterà a scoprire l’assassino ma, cosa ancora più importante, che li porterà a svelare i lati oscuri di se stessi.

Ángel Pareja und Ana Izarra könnten kaum unterschiedlicher sein. Beide gehören zur gleichen Polizeiabteilung, sie sind jedoch ungleich alt und haben verschiedene Erwartungen und Ansichten. Zufall oder die Spielchen ihres Vorgesetzen, welcher ihn bestrafen und sie befördern möchte, führt die Beiden auf der Suche nach einem blutrüstigen Mörder, dessen Opfer eine wunderschöne Frau mit blau gefärbter Scham ist, zusammen. 

----------


Noelia wurde tot und vergewaltigt an einem Ort aufgefunden, der mit dem glamourösen Leben, der das Opfer auszeichnete, in keinem Zusammenhang steht. Sie ist Ana’s erste Leiche, etwas das kein Polizist je vergisst. Für Pareja ist es nur ein weiterer toter Körper in einer langen Reihe. Beide Polizisten verwenden unterschiedliche Aufklärungsmethoden. Ana vertraut den neuesten technischen Methoden, DNA und allem was die moderne Spurensicherung zu bieten hat. Pareja auf der anderen Seite vertraut auf seinen Instinkt, seine Informanten, sein Wissen über die Unterwelt und seinem ihm eigenen Spürsinn. Das ist der Pfad der zu einer Ermittlung führt, welche nicht nur das Verbrechen aufdeckt, sondern auch Einblicke in das verborgene Seelenleben der beiden Polizisten bietet.

Reseñas:

SE DIJO DE ELLA:

Raúl y Espido
Por Francisco Umbral. El Mundo S.XXI. 11 de Junio de 2005.

Fue una buena idea de un verano caliente, sin duda una idea del director, ésta de formar una pareja literaria para servir al ocioso lector de agosto una novela policíaca. 
Elegidos los escritores, Raúl del Pozo y Espido Freire, se les dejó libertad absoluta para inventar. Curiosamente, inventaron una novela policíaca, género que ha sido superado o malversado por la novela de recursos técnicos donde los asesinos son robots, y los policías también, y los que hacen el amor y todo el personal. La novela de robots ha venido a desplazar brutalmente a la novela policíaca que aún tenía respiración humana, recuerdos y recursos de Simenon, de Harry Stephen Keller e incluso de Patricia Highsmith, con la que todavía compartí hotel y conversación en Barcelona, poco antes de que muriera.

Raúl del Pozo, el más viejo de la pareja, es sin duda quien ha marcado la pauta del género, porque el thriller todavía era un humanismo para mi generación y la de Raúl, que tiene probada su añoranza del género en tres o cuatro novelas. Pero Espido, la novísima novelista, se ha adaptado muy bien a la novela policíaca de toda la vida, donde un chico y una chica se cruzaban en el enredo de un crimen y acababan inocentes y novios. Aquí no se ha podido llegar a tanto porque Raúl y Espido ahí, en las ruedas de prensa, vivos y protagonistas de la vida. Nadie ha caído en el celestinaje, faltaría más.
El procedimiento de aunar la prosa meditativa, sosegada, un poco estática, de nuestra joven autora, con el estilo duro, violento, barroco, acumulativo y vital de Raúl del Pozo, da como resultado una melodía a dos pianos que es el mayor atractivo de La Diosa del Pubis Azul, novela a cuatro manos y quizá a seis, que las otras dos pudieran ser de Pedro J. Ramìrez para su periódico.
Ya dijo Borges que el mayor encanto del Quijote estaba en el calculado vaivén de la prosa entre el retórico caballero y el refranero Sancho. Todo suena a todo en este libro que ahora saca Planeta.
Lo mismo pudiera ser una serie de televisión que una película de Hitchcock. En todo caso, la historia corre ligera, las ocurrencias del autor se alternan con las reflexiones de la autora y nos permiten contrastar la escritura de dos generaciones. Raúl sigue enmadrado con la serie negra y con el estilo de El halcón maltés, mientras que a Espido le preocupan los pensamientos de él sobre ella. Espido por sí sola habría escrito una novela rosa con robots en lugar de detectives. Raúl, sin el control femenino, habría vuelto al estilo cinematográfico redimido por su inagotable prosa, que en estos temas se endurece y trata igual a un asesino común que a un presidente de Gobierno. La prosa de nuestro compañero, por sí sola y sin tema, ya puede ser agresiva y fanfarona.
Esta prosa es la que por sí misma sostiene la novela, pero la combinación ha resultado, pues lleva en sí un juego de parejas, Espido/Raúl, chico/chica de la narración y la investigación. Aquí hay tanto cine como literatura, pero eso no es malo porque el cine nació de la novela y no del teatro, como se creía. Feliz idea, pues, que debiera repetirse, aunque ya no saldría igual. Él y ella nos decepcionarán si se creen los protagonistas. También si no se creen. Siempre nos quedará París.

Doble sueño
Por Juan Angel Juristo. ACB de las Artes y de las Letras. 2 de Julio de 2005

Desde luego que no es la primera vez., antes bien es un recurso que ha pasado ya a ser común, que dos escritores o más colaboren en un mismo libro y que se presten a argumentos establecidos de antemano para conseguir unj mayor efectismo en los finales insospechados. Así fue el principio, cuando se completó aquel El misterio de Edwin Drood, la novela policìaca que Dickens dejó inacabada, pero lo que distingue aquelas colaboraciones de tiempos pasados, aquellos volúmenes colectivos de literatura de género, en especial ciencia-ficción y policiaca, de los de hoy es la intencionalidad del producto, mucho más azaroso antes, preconcebido ahora. De ahí que este libro haya sido una sorpresa. por lo que tiene de no previsto, en este orden de las cosas, y creo que ello se debe a la rigidez del planteamiento inicial, que ha dado resultados felices o, por lo menos, gozosos. Raúl del Pozo es la voz de Ángel Pareja, el típico detective de vuelta de todo cuyo carácter ha cantado el cine como ningún arte. Espido Freire se ocupa de Ana Izarra, compañera del otro, y digno contrarreste que, repito de nuevo, también hemos visto en el cine, conquistándose a pulso el respeto de su compañero.
Ni que decir tiene que la gracia del libro, a parte de la historia que se cuenta, muy ajustada a lo que se espera de un thriller, consiste en la disparidad de estilos, criterios, visiones que desarrollan los dos personajes y que en esta novela se percibe sobremanera porque la mnera de contar, el tempo narrativo de cada uno de los dos escritores es muy distinto. Se trata, pues, de un juego literario de feliz resultado por los contrastes y, supongo, por lo que cada cual ha exagerado de su estilo. Del Pozo tira del argot que da gusto, Freire se corta más que de costumbre. Y en cosas así consiste el juego. Atiendan a las ilustraciones de Ulises Culebro, excelentes para lo que se pretende y que recuerdan en sus lineas expresionistas otro ajuste al canon del thriller, en este caso, la atmósfera tenebrosa, de rasgos eróticos, que tiene que condensar en sus trazos la letra del texto. Una novelahecha por tres profesionales, en suma, que no ahoga una trama dada de antemano. Y por eso, curiosa de ver.

La Diosa del Pubis Azul
Por Angel Basanta. El Cultural (El Mundo).7 de Julio de 2005 

Espido Freire y Raúl del Pozo, autores de mundos literarios y características muy diferentes, han unido su escritura para completar La Diosa del Pubis Azul, de acuerdo con las leyes de género de la novela negra, con hallazgo inicial de una joven asesinada en horrendo crimen, investigación policial posterior entre pistas falsas y conjeturas que acaban conduciendo a la verdad y resolucion final del caso con descubrimiento de la personalidad de quien cometió el asesinato y explicación de los motivos que impulsaron a perpetrarlo.

La novela consta de treinta capítulos en los cuales alterna la autoría de Raúl del Pozo en los impares y Espido Freire en los pares. Los dos autores han creado sendos policías emparejados en la investigación del caso el agente Ángel Pareja, hombre maduro y curtido entre gitanos, aficionado al fútbol y al flamenco, y la joven Ana Izarra, policía novata especialista en operaciones científicas necesarias para la investigación del crimen.
Ambos policías son también los narradores en primera persona, Pareja en los capítulos impares y Ana en los pares. Los dos encarnan personajes opuestos y sus narraciones muestran en su estilo esas diferencias que los identifican con claridad, tal vez como consecuencia natural de la personalidad de sus autores. Pero caro no resta unidad a la novela porque ambos policías resultan complementarios en sus investigaciones y, como narradores, priman los dos el relato ceñido a los hechos anotando conjeturas y comprobaciones, sin perderse nunca en meandros inútiles. En ello los autores han sido muy hábiles, manteniendo la suspensión de la intriga y la específica singularidad formal de sus narradores: más irónico y bronco el estilo del agente chapuzado en cuentos de casos entre marginados, escépticos y buen conocedor de la vida y el habla del hampa; menos agrio y más pudoroso y convencional el estilo de la mujer novata con el aprendizaje policial de su primer caso.

Todo transcurre en el espacio urbano de Madrid, con calles bien reconocibles, en el año 2004, muy poco después del atentado terrorista del 11-M en Atocha. Los movimientos dados en la investigación de los hechos, con brutal asesinato de una hermosa joven de vida implicada en peligrosas relaciones sexuales, con intervención de miembros de tribus urbanas dan lugar a una rápida revisión crítica de ciertas lacras que echaron raíces en la sociedad presente, como intereses y corrupciones de la policía, cumponendas en el mundo universitario, ignorancia de los estudiantes y aumento de la peligrosidad en el asfalto madrileño: “Madrid se ha vuelto una ciudad mortal, peligrosa, el odio se esconde en botas de acero, en chilabas, en las alimañas de todas las monsergas y fundamentalismos y también en los comedores de los manteles de hilo” (p.139).

La Diosa del Pubis Azul es, por todo ello, una interesante novela de intriga fácil y amena lectura para llenar una tarde de verano. El suspense está garantizado en una trama que explota con eficacia motivos desconcertantes como un pubis pintado de añil y condones con sabor a vainilla y que bucea en el fango nocturno de sexo y violencia removido por tribus urbanas, bellas desvergonzadas que juegan con fuego y otras hermosuras de apariencia falsa. Su estructura encuentra el mayor atractivo en el perspectivismo dual de sus narradores complementarios que generan el relato de su investigación como una novela en marcha. Ambos policías, en cuanto persnajes, experimentan, además, un gradual acercamiento mutuo que acaba permitiendo al solitario y veterano Pareja reconocer que su bisoña compañera tiene madera de policía, a la vez que Ana, en sus dudas y fragilidad, aprende a confiar menos en las pruebas aportadas por la ciencia y a valorar más las observaciones nacidas de la experiencia de su colega en este “romance laboral con infidelidades, celos y broncas” (p. 153).

PERO TAMBIÉN SE DIJO:

La función no hace el órgano
Por Jesús Egido. Revista de Letras.

La carrera literaria de Espido Freire parece dominada por la sorpresa. Su primera novela, Irlanda (1998), sorprendió gratamente a la crítica y obtuvo el apoyo del público, lo que le abrió el mercado para seguir publicando nuevos títulos y obtener premios como el Planeta y el NH de Relatos. La última, La diosa del pubis azul, un policíaco escrito a cuatro manos con el periodista Raúl del Pozo, vuelve a sorprender. Aunque, en este caso, esa sensación incluye un interrogante: ¿por qué una escritora de éxito, que ha logrado en menos de una década el respeto literario, se arriesga a dilapidarlo con este experimento de escasa fortuna?
Para conciliar el estilo castizo del periodista-novelista con el más escueto de la joven narradora, cada uno de los autores se hace responsable de un personaje protagónico. Del Pozo recrea al chulesco inspector de policía Ángel Pareja, “del Real Madrid, apolítico, aficionado al cante grande; me gusta la caballa, la mortadela y leer el Marca” (p. 9). Freire se encarga de la detective novata Ana Izarra, experta en ADN, inteligente y ajena a ese cariño por el lumpen del que hace gala su compañero (¡cuánto daño está haciendo la serie televisiva CSI!). Esa cadena de tópicos provoca que, desde las primeras líneas, todo parezca ficticio, de cartón piedra.
Del Pozo firma el primer capítulo narrado en primera persona por el inspector Pareja; Freire se hace cargo del segundo, contado por la detective Izarra... y así sucesivamente hasta el final. Técnicamente se resuelve el problema de escribir a cuatro manos, al tiempo que se dan da visiones distintas de una misma realidad (la investigación de un asesinato). Pero el resultado no refleja dos personalidades en colisión, sino que se convierte en una reiteración cansina y casi idéntica de los hechos, en la que uno abusa del diálogo y la otra intenta contener los excesos verbales de su compañero para hilvanar el caos de la trama novelesca e intentar que la historia avance hacia el inevitable desenlace que ponga punto final al experimento.
Esta descompensación perjudica a la intriga característica del género que con tanta admiración defendía Borges, para quien la narrativa policíaca se convertía en un complejo crucigrama donde el lector avispado intentaba anticiparse a las deducciones del detective. Como La diosa del pubis azul carece de arquitectura, los autores hacen trampa al lector, obligado a quedarse al margen de la investigación. Ésta únicamente avanza a golpe de efecto, aportados cada equis capítulos, como por arte de magia o de tubo de ensayo, por un forense gay - otro CSI - que también restaura cuadros en el Museo del Prado.
Si los protagonistas son tópicos, el coro de secundarios no le va a la zaga. Un amante de extrema derecha que se ha hecho formal, la compañera de piso de la víctima, ordenada, fea y celosa del éxito sexual de la muerta; el novio cornudo y universitario que toca en un grupo de música... Todos son previsibles, incapaces de apartarse del prototipo y de ofrecer un matiz que despierte el interés hacia esta especie de parodia policial.
Bella joven adinerada que se pinta de azul el pubis para atraer a sus múltiples amantes, forense homosexual culto y pedante, profesores universitarios que van de colegas con sus alumnas... El escenario novelesco asume todas las pautas que los poderes de turno han vaciado en el saco de la modernidad.
Qué complicado es conjugar esta tesis con el casticismo exacerbado que impone Del Pozo a su literatura, apenas domado, pese a sus ingentes esfuerzos, por la pluma de Freire. Valgan unos ejemplos salteados al azar que escapan de la boca del inspector Pareja: «Allí beben y hablan gitanos bien maqueados con sus trajes tamborín de origen [...]. Nos hacen hueco y algunos nos saludan, dándonos ojaneta y chanchunó corporal» (p. 44); «de sicarios con contratos temporales que luego se iban de raja, después de quebrar a camellos, boqueras y rufianes» (p. 139); «Sí, lo chaparán, lo meterán al banasto» (p. 154).
Jerga que, como el resto del libro, también parece importada, porque este mismo policía cheli que come callos, domina el caló, saltea varios tacos en cada frase y se oculta la cara con el Marca resulta que no se sorprende de las referencias a «las madonnas en los frescos de Giotto, (p. 11l), menciona a Leonardo Sciascia, Rafael Alberti y al diseñador gráfico Javier Mariscal y regala al público disquisiciones filosóficas sobre la profesión policial, que en este caso sí reflejan escasa originalidad.
Las seis novelas que Raúl del Pozo ha publicado anteriormente no han logrado - al menos en este caso - perfilar su músculo de escritor, como si la función no ejercitase el órgano. Lo, mismo le sucede a la coautora Espido Freire, que se descalabra literariamente en esta audacia, riesgo al que es difícil encontrarle un sentido.
El confuso panorama editorial español, donde el márketing lo domina todo en busca de best sellers apoyados en fenómenos extraliterarios, se demuestra capaz de abducir hasta a los autores que no parecían necesitar de estas argucias para mantener su voz. Y de nuevo es el género policíaco, confundido una vez más bajo la denominación «novela negra», el socorrido soporte para extravagancias tan prescindibles como esta novela, publicada originariamente en treinta entregas aparecidas el año pasado en el suplemento «Campus» del diario El Mundo, con ilustraciones de Ulises Culebro recuperadas para esta nueva edición en formato de libro.
El folletín por entregas redactado a cuatro manos es una tradición con escasa fortuna. Ni El misterio de la carretera de Sintra, que Eça de Queiroz y Ramalho Ortigao escribieron para el Diario de Noticias lisboeta, ni los títulos que Charles Dickens firmó junto a Wilkie Collins en el siglo XIX sobresalen por su calidad, aunque hay que reconocer, en beneficio de los anteriores, que Freire y Del Pozo hunden el listón en La diosa del pubis azul.

 

 

Entrevistas:

Raúl y Espido
Por B. Lacasa. Vogue España. 1 de Julio de 2005

 

Publicado en Obra de Espido Freire
Viernes, 06 Octubre 2017 23:10

Mileuristas

mileuristasI

Mileuristas.

Ariel, 2006

Sinopsis:

Espido Freire aborda en este libro, que publica Ariel, el estudio de su propia generación, de los mitos creados y los reales; analiza la realidad diaria de los jóvenes que crecieron con la promesa de tenerlo todo y que han obtenido a cambio mil euros.

A esa generación se la ha bautizado como la de los mileuristas y forma un grupo social cada vez más numeroso, pero aún poco comprendido y analizado. Hace algún tiempo, una carta al director de Carolina Alguacil publicada en El País atraía la atención hacia los treintañeros que hasta entonces habían permanecido silenciosos y pasaban desapercibidos: toda una generación que sobrevivía con mil euros de salario mensual, si llegaba. Una generación que vivía en la paradoja permanente: conformista pero desesperada, educada pero sin expectativas, consumista pero pobre, desgajada pero con señas de identidad comunes. Un amplio colectivo de jóvenes que sobrevivían con pocos medios en plena sociedad de la opulencia. En esta primera parte, Espido aborda los aspectos relacionados con la sociedad, la educación, la economía... que caracterizan a una gran parte de la juventud española.

Reseñas y entrevistas:

20/10/2006. ADN (Barcelona y Madrid) // Daniel S. Caballero.

"Es el "alma y mente" de la generación de los mileuristas, Espido Freire (Bilbao, 1974) presentó ayer Mileuristas. Retrato de la generación de los mil euros (Editorial Ariel), su último libro, una reflexión en forma de ensayo sobre una generación sin idea de generación, nostálgica, aislada entre sus padres, reivindicativos, y sus hijos, pasotas pero "con algo que decir". Según ella, el primer libro de este estilo escrito. (...)"

24/10/2006. LA GACETA DE LOS NEGOCIOS (Nacional) // Jorge Valero.

"(...) su último ensayo, Mileuristas (Ariel), es el salvoconducto que le permite entrar y salir de este grupo que "no quiere ser una generación". Ella se sacude las responsabilidades de que este libro sea la mecha que encienda a una generación, como El Capital de Marx lo fue para una clase. Aunque, entre la destrucción de realidades y la confirmación de algún que otro mito, deja escapar un "ojalá", (...)"

08/11/2006. LA VANGUARDIA (Cataluña) // J. Barranco.

"(...) A la escritora le preocupa "el no asumir el poder por una generación joven pero que ya no es tan joven". Por eso su libro no es de testimonios, sino de análisis, y en él se enfrentan tres generaciones con magros resultados para los mileuristas (...)"

03/12/2006. ABC (XL SEMANAL) // Juan Manuel de Prada.

"(...) Espido Freire nos ofrece una radiografía de una generación aquien da nombre su precariedad económica y profesional: veinteañeros ya talluditos o treinteañeros que han de conformarse con sueldos exiguos, que a menudo no alcanzan los mil euros. (...)"

09/01/2007. ABC (XL SEMANAL) // Juan Manuel de Prada.

"(...) Espido Freire nos ofrece una radiografía de una generación aquien da nombre su precariedad económica y profesional: veinteañeros ya talluditos o treinteañeros que han de conformarse con sueldos exiguos, que a menudo no alcanzan los mil euros. (...)"

Portadas:

mileuristas portugues

Edición portuguesa.

Introducción:

¿Qué es un joven?.

Las dificultades que surgen cuando se intenta analizar el fenómeno de los mileuristas se multiplican con cada nuevo paso. Una de ellas, no la menor, consiste en que hablamos de una población joven y cambiante, a la que se somete a un estudio sincrónico: como si abriéramos un tajo en la sociedad con un cuchillo, e intentáramos descifrar qué mensaje se oculta en su interior, y lo que encontráramos fuera mantequilla caliente que permite una cuchillada fácil, pero que se derrite, fluye y cambia. 

El Injuve, el Instituto de la Juventud que depende del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, habla de una franja de edad entre los 16 años (adolescentes) y los 35 (claramente adultos). El último Informe Juventud en España data del año 2004, aunque cada año el Injuve procura actualizarlo con una serie de sondeos anuales, que comenzaron en el año 2001; esos Informes se ocupan tanto del análisis de los jóvenes sobre su realidad (la llamada percepción generacional) como de sus preocupaciones y se centran en las opiniones de 5000 personas de ambos sexos entre los 15 y los 29 años.

El censo del año 2001 indicaba que los jóvenes entre esas edades suponen el 22,4% de la población española: 9.149.511 personas, de las cuales 3.500.248 tienen entre 25 y 29 años. Producto del Baby Boom, esos jóvenes, nacidos en los años 70, forman parte de los incluidos en este ensayo. Uno de cada veinte

de esos jóvenes es extranjero o inmigrante.

Las conclusiones del Informe Juventud 2004 eran contundentes: un 75% de esos jóvenes no habían conseguido la independencia económica de su familia, y muchos de ellos consideraban esa independencia como transitoria, y lo que era aún peor, reversible, ya que en caso de pérdidas económicas o de separaciones afectivas, muchos de ellos necesitaban de sus padres, con los que por lo general vivían, de todas maneras. El regreso al hogar paterno, sobre todo en el caso de los hijos varones, podía producirse en cualquier momento. Como consecuencia, la familia se había transformado en un espacio compartido y negociado: se pactaban los límites y se intentaba respetar la independencia de padres e hijos.

Menos de la mitad (un 48%) había conseguido un contrato estable. La tasa de paro juvenil doblaba la cifra del adulto, y alcanzaba su cota más alta entre las mujeres. Los varones ganaban de media unos 784,7 € mensuales. Las mujeres, un vergonzoso 27% menos, 573 €.

Sin embargo, por desalentadoras que resultaran esas cifras, mejoraban las dadas en el anterior Informe 2000; cuatro años antes, sólo un quinto de los jóvenes había conseguido la autonomía económica. Por otro lado, dadas las circunstancias familiares y de formación españolas, tanto la emancipación como la

independencia económica sólo puede plantearse a partir de los 20 años, en la inmensa mayoría de los casos, y por lo tanto, los sueldos y las becas de los adolescentes o de los estudiantes con empleos a media jornada sesgaban estos datos. Aún así, se establecía que casi la mitad de los jóvenes de 25-29 años no tenían ingresos suficientes para cubrir todos sus gastos. Ello nos lleva a plantearnos cuáles eran esos gastos, y a cuánto ascendían. El sueño consumista de la franja de edad más joven se reducía a comprarse una moto y viajar. Entre los mayores, una casa propia, y viajar, también. Pocos de ellos habían cumplido esos objetivos. Mientras los conseguían, salían de copas (el 60% de ellos confesaba consumir alcohol de manera habitual), se encontraban con amigos, iban al cine, dedicaban unas nueve horas semanales a Internet, y nueve de cada diez poseía un teléfono móvil al que intentaba sacar el máximo provecho. Se consideraba que gozaban de entre 25 a 40 horas semanales libres (las mujeres, dos menos, de promedio). Leían unos cuatro libros al año.

El estudio ofrecía cifras que permitían creer en su optimismo y su grado relativamente alto de satisfacción: aunque con una tibieza sorprendente hacia las preocupaciones vitales (se confesaban prácticos y con intereses inmediatos), daban gran importancia a sus relaciones personales, se sentían más vinculados

con su pueblo y su ciudad que con un nacionalismo autonómico, y entablaban relaciones sexuales a partir de los 17 años (los varones) o de los 18 (las mujeres).

Limitados pero contentos, podría ser la conclusión más palmaria del Estudio. Y sin embargo, cuando los resultados fueron publicados, cada uno de los foros que recogieron los datos, cada una de las conversaciones que comentaban los porcentajes ardían con información contradictoria, y con exclamaciones

indignadas. Los jóvenes consideraban esos datos optimistas, y falseados: ni el tiempo de ocio, ni los salarios, ni el grado de satisfacción se daba por válido. Se quejaban de haber sido estereotipados, de enfrentarse a una nueva imposición generalizadora. Por un lado, unos lamentaban la injusticia de esa realidad,

la poca ayuda recibida por los adultos y la situación económica. Por otro, muchos de ellos, con una visión más conservadora, venían a decir que si esa situación continuaba se debía a la actitud acomodaticia, egoísta y complaciente de sus compañeros de generación.

La opinión general de los primeros se resumía en que tras varios años de estudio de una carrera, era injusto que se obtuviera a cambio un sueldo por debajo de los 600 €, con contrato temporal. Se negaban a trabajar jornadas extenuantes, y días festivos, que veían como un retroceso de los derechos laborales, y

como una pérdida de oportunidades de ocio y de conseguir relaciones sexuales. Preferían trabajar para vivir, y no vivir para trabajar.

La de los segundos podía plasmarse en: los jóvenes quieren independizarse, pero sólo con trabajos bien considerados y remunerados. Rechazan trabajos porque los horarios no son acordes con su estilo de vida, o no son valorados socialmente, aunque reciban un buen sueldo, y les permitan independizarse.

En resumen, saben lo que quieren, pero no hacen lo suficiente por conseguirlo y responsabilizan a otros del problema. 

Por esas mismas fechas, la Federación de Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI) hacía público un informe según el cual los jóvenes españoles de once regiones españolas necesitaban dedicar una media de 11 años de salario íntegro para financiar la compra de una vivienda. En el caso de Madrid,

aumentaba a 18 años de salario. Íntegro. Euro a euro. Eso obligaba a contratar hipotecas a 40 años, que comprometieran el 60% de su salario mensual. (88% en el caso de Madrid; incluso aunque se contemplaba que el sueldo madrileño es un 10% superior a la media. Claro, que eso suponía entre 60 y 70€ más,

lo que movía un poco a risa. Si se trataba de una pareja, el porcentaje descendía al 56% del salario).

Ésas eran las cifras que se barajaban oficialmente. Y sin embargo, las cifras no hablaban con la suficiente claridad, ni analizaban excepciones; si bien se detenían en el corte, no analizaban los dibujos caprichosos de la mantequilla. A falta de datos fiables, en mitad de un proceso dinámico de evolución, era preciso

recurrir a Internet, (foros, blogs, páginas web), a publicaciones independientes, a experiencias personales. La calle reforzaba o negaba lo que los estudios indicaban, pero sobre todo, se dividía entre insatisfechos y conservadores, pasivos y emprendedores que pretendían ofrecer una solución efectiva para los

conflictos de la juventud española.

Ninguno de los estudios interpretaba tampoco qué ocurría en especial con ese sector de la juventud menos adolescente, que servía de bisagra entre los coletazos de la pubertad y la primera madurez que había atraído tanto la atención durante los últimos años: los jóvenes que en el verano de 2005 Carolina

Alguacil definió como mileuristas.

Publicado en Obra de Espido Freire
Viernes, 06 Octubre 2017 23:10

SORIA MORIA

soria moriaSoria Moria

Algaida, 2007

XXXIX Premio Ateneo de Sevilla de Novela

Descarga un fragmento del libro.

Sinopsis: 

Isabella de Betancourt y Dolores Hamilton son dos adolescentes pertenecientes a la alta burguesía británica instalada en Tenerife a finales del siglo xix. Su vida ha transcurrido apacible y regalada, con el único objeto de casarse y perpetuar con su matrimonio el juego de alianzas e intereses que han diseñado para ellas sus mayores.

La llegada a la isla de Scott y Thomas, dos muchachos de su edad, cambiará sus vidas y les hará enfrentarse por primera vez con las rígidas normas sociales de sus familias y de su clase. En vano tratarán de refugiarse en Soria Moria —un lugar mítico de los cuentos nórdicos, a salvo del tiempo y de la muerte—, pero ya ha pasado el momento de la imaginación y de los juegos infantiles, y la realidad se impone con la llegada de la edad adulta. Y por si eso fuera poco, el año 1914 está a punto de comenzar, y con él una guerra de proporciones hasta entonces desconocidas…

Soria Moria, que obtuvo el XXXIX Premio Ateneo de Sevilla, es un reencuentro del lector con la narrativa más inquietante y sugerente de Espido Freire.

Isabella de Betancourt and Dolores Hamilton are two young ladies who belong to the British high class, settled down in Tenerife at the end of the 19th century.

 

Their lives have passed quiet and comfortable, waiting for the most desired moment of their lives: getting married. In this way they will follow the rules of social alliances and interests the society have designed for them.

The arrival at the island of Scott and Thomas, two young boys of their same age, will change their lives. Isabella and Dolores will face the strict social rules of their families for the first time.

They will try in vane to escape from their reality to Soria Moria: a mythic place of Nordic tales where they feel safe from time and death. Nevertheless the times where imagination and the magic of children’s games embellish everything were over. Reality comes with the adult age. During 1914, all these circumstances are reinforced by the beginning of a war with no proportions…

 

Entrevistas:

A Espido Freire te la imaginas en otro siglo, vestida como Olivia de Havilland en "Lo que el viento se llevó"...

Descarga la entrevista en PDF

Reseñas:

· 01/12/2007. QUÉ LEER // Milagros Frías
"Es esta una novela que nace al calor de la novela romántica decimonónica y que como aquélla trata del universo femenino elevándolo a un primer plano, cuando en realidad las madres primero y sus hijas después eran una mera comparsa aprestándose a la caza de un buen marido (...) " 

Descargar reseña completa en pdf

· 01/12/2007. LA VOZ DE GALICIA // Luís Pousa. 
"'Nada suponia una paletada más de tierra sobre la realidad, cuando esta se hallaba tan profundamente enterrada'. La sentencia, con la que Espido Freire (Bilbao, 1974) remata su novel Soria Moria, glosa a la perfección el espíritu y el tono de esta narración (...)" 

Descargar reseña completa en pdf

· 28/11/2007. LA RIOJA // Diego Marín A. 
"Hay escritores que experimentan reinterpretaciones de su obra de forma caprichosa, con aleatorios saltos en el tiempo. Sin embargo, las escritoras inglesas del siglo XX, si es que dejaron de ser leídas alguna vez, se están viendo revisadas en los últimos años. Espido Freire publica ahora una novela a la que no le falta influencia de esta literatura (...)" 

Descargar reseña completa en pdf

· 12/01/2008. Presentación de "Soria Moria" en los jardines Sitio Litre en Puerto de la Cruz
"El país de Nunca Jamás, el de las Maravillas o el Reino de las Hadas siguen siendo los lugares que permanecen ocultos en nuestra memoria y a los que nos gustaría visitar de vez en cuando por si así recobramos algo de nuestra infancia, demasiado escondida en el fondo de nosotros mismos, cubierta por nuestra incapacidad o nuestra vergüenza que intentamos disfrazar con la excusa de la falta de tiempo."

"Un nuevo y mítico país, desconocido hasta ahora por muchos de nosotros, aparece en esta excelente novela de Espido Freire, editada por Algaida: Soria Moria. Un lugar de leyenda en el que, como en los anteriores, el tiempo se detiene y cualquier cosa es posible."

"Espido Freire, joven ganadora del premio Planeta 1999 con su novela Melocotones helados, ya nos tiene acostumbrados- en el mejor sentido de esta frase- a transitar por el mundo de lo imaginario y lo onírico, contraponiéndolo a un mundo terrible y real, pero no por ello menos atrayente. Desde su novela Irlanda, aparecida en 1998, en la que las tensas relaciones de su protagonista con los demás la hacen refugiarse en el mundo de los sueños, hasta la novela que hoy presentamos, pasando por Diábulus in música, donde realidad y fantasía se fusionan o Nos espera la noche, en la que una niña entiende el lenguaje de los caballos, el mundo de la imaginación, a veces feliz y otras veces sombrío, está presente en los personajes y en los espacios que llegan a convertirse en lugares simbólicos (...)"

Descargar reseña completa en pdf

· 14/11/2007. Fiesta Cointreauversial de presentación de la nueva novela de Espido, en Madrid
El miércoles 14 de noviembre del 2007, tuvo lugar la fiesta Cointreauversial, en la sala Nietzsche art&drinks de Madrid, durante la cual se presentó la última novela de Espido Freire, "Soria Moria". La novela, que ha sido publicada por la editorial Algaida, obtuvo el premio Ateneo de Sevilla el pasado mes de junio. Después de las 20:30 los rostros conocidos comenzaron a aparecer.

Aparte del editor Miguel Ángel Matellanes, que presentó brevemente tanto a la escritora como a la protagonista de la novela, el personaje Dolores Hamilton, pasaron por allí escritores como Joaquín Pérez Azaústre, Raquel Martínez y Lucía Etxebarria. Actores, como Eloy Arenas, Marta Nieto, Inma Isla, o Carmen Ruiz. Presentadores, como Raquel Sánchez Silva y Fernando Olmeda, y numerosos amigos de la escritora. A lo largo de la noche, animada con distintos cócteles basados en Cointreau, se sucedieron distintas sorpresas que alejaron la fiesta de una presentación convencional.

Espido Freire, con un vestido de gasa color azul cobalto, firmado por Jesús del Pozo, atendió a invitados y periodistas, y habló del reino legendario de Soria Moria, que simboliza, en realidad, la necesidad humana de evadirse a través de la imaginación y el arte cuando la realidad resulta insoportable. Horas más tarde, los invitados abandonaban la fiesta leyendo su destino en las galletas de la suerte con las que les obsequiaban al marchar.

 

Publicado en Obra de Espido Freire

mileuristas IILa generación de las mil emociones. 

Mileuristas II.  
Ariel, 2008.

Sinopsis:

Después de su aplaudido ensayo Mileuristas. Retrato de la generación de los mil euros, Espido Freire continúa su reflexión sobre las realidades, los sueños y las pesadillas de esta generación.

En este nuevo libro la autora se centra en temas como el amor, el deseo, el cuerpo o la familia, para profundizar en el completo retrato de esta generación rebosante de inquietudes, perplejidades y contradicciones, y responde a preguntas como estas: ¿Son los mileuristas una generación de Peter Panes que se niegan a crecer? ¿O es la sociedad la que, al convertir la adolescencia en objeto del deseo de la publicidad y el consumo, les fuerza a ser adolescentes eternos? ¿Cómo ha evolucionado el canon de belleza en las últimas décadas, y cómo vive esta generación la obsesión por la delgadez femenina, la redefinición de la masculinidad, el auge de lo gay? ¿Qué influencia tienen en ella nuevas modas y hábitos, como el auge de lo orgánico y lo ecológico? ¿Cómo viven los mileuristas las relaciones familiares? ¿Cómo se han redefinido en los últimos años los conceptos de pareja, soltería, infidelidad...? ¿Cuáles son los miedos que más acosan a esta generación? ¿Cuál es su relación con temas como la pornografía infantil o la violencia de género?¿Cuáles son sus sueños y esperanzas?

El libro se completa con unos "ejercicios de nostalgia", en los que todo mileurista recordará con una sonrisa su infacia. 

¿Cómo viven y piensan los mileuristas? El retrato de la intimidad de una generación: su visión del amor, la pareja, el cuerpo, la familia, el deseo...

Presentación del libro en pdf 
Bookcrossing del libro en pdf 
Presentación a sus alumnos 
Presentación audiovisual del libro

Prólogo:

Freud no hubiera entendido en absoluto a los mileuristas. En realidad, resulta mucho más sencillo obedecer al padre que matarlo. Cuando la vida va mal, pero no tanto, la vía de la resignación resulta menos dolorosa que la de la rebelión natural; la resistencia pasiva puede acabar con la generación anterior con tanta eficacia como una oposición declarada, y si se piensa a medio plazo, con mucho menos esfuerzo. Es posible que bajo los adoquines asome la arena de la playa. Los mileuristas, acostumbrados a que las playas se encuentren circundadas por una severa línea de adoquines y bloques de pisos, no ven para qué perder el tiempo levantándolos.

En mi ensayo anterior, Mileuristas: retrato de la generación de los mil euros, abordaba el modo en el que la mente y el alma se han moldeado a imagen y necesidad de la generación que nació entre los setenta y los ochenta, y que a raíz del término ideado por Carolina Alguacil ha dado en denominarse mileurista. Desde su publicación hasta ahora, la palabra mileurista ha asediado al ciudadano: independientemente de la edad del trabajador, los sueldos bajos se han denominado mileuristas. La generación posterior, la de los Y, también ha aparecido confundida con ésta. Se habla de los mileuristas sin conocerlos, pero con la conciencia de que yacen cerca, en las casas, en los trabajos, cerca de las inmobiliarias y los festivales de música, en los bares y los cibercafés, una fuerza intelectual desperdiciada y discreta que mira con ojos lastimeros a la generación anterior, tan distinta y poderosa.

No ha sido éste un libro fácil. Si en el prólogo de Mileuristas: retrato de la generación de los mil euros, me disculpaba por mi posible parcialidad en el análisis social y económico de mi generación, ¿qué no ocurriría con una parcela tan privada, exclusiva y cambiante como son el cuerpo y las emociones? Cada caso parece único, y, sin embargo, cuando se observa desde cierta distancia, qué ¬similares resultan todos. La frase que más se repetía entre los lectores que se han dirigido a mí era: has descrito mi vida. Diera la sensación de que espiaras mi diario cuando escribía. Esa que has contado es mi realidad.

Homogéneos, integrados y un poco apocalípticos, irónicos y menos cultos de lo que nos creemos, los mileuristas sentimos la compulsiva necesidad de la unicidad y el protagonismo. Y, sin embargo, en muchos aspectos, no nos diferenciamos más que lo que la mala suerte ha dictaminado.

Me temo que este libro no guste tanto a los mileuristas como el anterior. Si en ése la responsabilidad de nuestra desdicha cotidiana recaía sobre los hombros de los Baby Boomers, padres, jefes y autoridades, en éste analizo circunstancias privadas que, como generación, hemos elegido. Es posible que no pudiéramos escoger el sistema político, educativo o económico en el que vivimos. Nos fue dado. Sin embargo, el peso de lo que decidimos hacer con nuestros cuerpos y con nuestras emociones nos pertenece. El dinero y el poder corresponden a los Baby Boomers, pero nuestra sexualidad y nuestra piel es enteramente nuestra.

Nadie a quien culpar, salvo a nosotros mismos. Nuestra fobia al compromiso, el machismo nunca derrotado, la autodestrucción, el egoísmo, los miedos, la construcción de una identidad propia, incluso la previsión de nuestra muerte se encuentra en nuestras manos. Para una generación aterrada ante la madurez, el odio hacia esos padres ficticios resulta ambivalente y confuso. Ojalá desaparezcan, pero ¿qué ocurrirá cuando no estén?

Que a un día monótono le siga otro invariable puede resultar aburrido, pero ha sido el aburrimiento y la seguridad lo que ha caracterizado a los jóvenes mileuristas. Si el futuro cambia, si la apacible nostalgia del ayer desaparece, ¿qué nos queda? No hemos sido educados para el riesgo, ni el peligro, ni los retos importantes. Esas cosas, creemos, ya no pueden rozarnos. Y por lo tanto, buscamos conflictos en lo pequeño: nuestra apariencia, el último romance truncado, las expectativas torcidas.

Freud tampoco hubiera comprendido que en el seno de una generación que se ha relacionado de manera más o menos natural con su cuerpo, y con una tolerancia amplia hacia su sexualidad, pudieran darse tantos conflictos. Los mileuristas fijan su mirada en él, y de paso en el resto de los Baby Boomers, y sonríen. Les gustaría decir lo mismo que J. Eugenides, en su novela Las vírgenes suicidas, expresa a través de Cecilia Lisbon, una adolescente que ha intentado suicidarse. Su psiquiatra, con tono bondadoso, le pregunta: ¿Qué haces aquí, cariño? Aún no puedes saber lo mala que es la vida. Cecilia, con sus muñecas vendadas, responde: Obviamente, doctor, usted nunca ha sido una niña de trece años.

Publicado en Obra de Espido Freire
Viernes, 06 Octubre 2017 23:11

El trabajo os hará libres.

el trabajo os haraEl trabajo os hará libres. 

Cuentos.
Editorial Páginas de Espuma, 2008.

 

Escucha la entrevista con la autora en Radio Círculo


Entrevista publicada por la editorial HABLA CON EÑE en el número 16 de la revista "Punto y Coma”

 

Cómpralo en Fnac.es

Sinopsis:

Espido Freire nos propone en sus catorce cuentos un viaje en el que asistiremos al trabajo y la voluntad que en un momento dado todos ponemos en nuestro día a día. Son historias que ahondan en la naturaleza de nuestro esfuerzo por vivir y en la libertad que poseemos para elegir qué decisiones tomar y llevar a cabo en nuestra existencia. Sus personajes transitan hacia la incertidumbre, provocan su destino, observan la existencia que les rodea, esperan lo soñado.

Un bellísimo libro sobre el amor, el más sublime y el más deseable, sobre la atracción y el engaño que ejercemos en los demás, sobre la memoria y la relación que nos suscita el paso del tiempo en nuestro universo inmediato. Páginas sobrecogedoras, entrañables, terribles, tiernas. Una lectura que nos hará más sabios y, por tanto, más libres.

Publicado en Obra de Espido Freire
Viernes, 06 Octubre 2017 23:11

Cartas de amor y desamor

cartas amorCartas de amor y desamor. 
Editorial 451. 2009.

Lee aquí una de las cartas (pdf) 

Escucha aquí una de las cartas leída por la autora (mp3)

Mira las páginas interiores 

  

Reflexión, ternura, perdón, reproche, despedida y ruptura:
seis cartas que atraviesan una historia de amor.

«Yo te recordaré tomando champán a escondidas en el cumpleaños de mi hermano...

»...te recordaré saltando de balcón en balcón el día que olvidaste las llaves, me recordaré durante aquel baile contigo con el vestido azul que te gustaba, nos recordaré rotos en llanto en el entierro de tu madre. Y quiero llenar el resto de años que nos quedan de recuerdos, quiero que creemos ahora la vida que luego será pasado, en lugar de que una laguna plácida y quieta se extienda de aquí allá. No es esto con lo que soñaba. Y como ya no somos niños, como todas las capacidades, y la fuerza, y el valor, todo lo que poseemos, lo conocemos ya, ven, habla conmigo. Vamos a convertirnos en viejos».

Portadas:

Cartas de amor croata

Edición Croata

Publicado en Obra de Espido Freire
Página 9 de 10

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios relacionados con sus preferencias y hábitos de navegación. Si continua navegando o no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1 - ¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que una página Web puede poner en tu ordenador o dispositivo móvil la primera vez que visitas un sitio Web o página. La cookie ayudará al sitio Web, o de otro sitio web, a reconocer tu dispositivo la próxima vez que se visite. Hay muchas cosas que realizan las cookies. Por ejemplo, pueden ayudarnos a recordar tu nombre de usuario y preferencias, analizar el funcionamiento de nuestro sitio Web, o incluso nos permite recomendarte el contenido que creemos que puede ser interesante para ti,

Algunas cookies no contienen información personal - por ejemplo, si haces clic en "Recuérdame" al iniciar sesión, una cookie se almacenará con tu nombre de usuario. La mayoría de las cookies no recopilará información que te identifique, solamente recogen la información general, cómo los usuarios llegan al Site y utilizanla Web, o la ubicación general del usuario.

2 - ¿Qué tipos de cookies se utilizan?

En general, se utilizan las cookies para realizar hasta cuatro funciones diferentes:

1. Cookies de personalización

Algunas cookies son esenciales para el funcionamiento de nuestro sitio Web. Por ejemplo, algunas cookies nos permiten identificar el idioma del usuario, configuración regional o desde donde accede. Si un abonado opta por desactivar estas cookies, el usuario le será más difícil acceder a todo el contenido a tu disposición.

2. Cookies de análisis

Utilizamos otras cookies para analizar cómo nuestros visitantes utilizan nuestro sitio Web y para controlar el rendimiento Web como Google Analitics. Esto nos permite ofrecer una experiencia de alta calidad a usuarios mediante la personalización de nuestros contenidos y la rápida identificación y la fijación de cualquier problema que surja. Por ejemplo, podemos utilizar cookies rendimiento para realizar un seguimiento de qué páginas son las más populares, qué método de vinculación entre las páginas es más eficaz, y para determinar por qué algunas páginas están recibiendo mensajes de error. También podríamos utilizar estas cookies para resaltar artículos o servicios del sitio que creemos que será de interés para los usuarios, basados en la navegación enla Web

3. Cookies técnicas

Las cookies técnicas que nos permiten recordar tus preferencias. Por ejemplo, las cookies te ahorran la molestia de escribir su nombre manualmente cada vez que accedas al sitio, y recordar las preferencias de personalización, tales como la apertura de menús laterales según la visita anterior al iniciar sesión, recordar elementos que integran un pedido, realiza runa solicitud de inscripción o compartir contenidos a través de redes sociales.

También utilizamos cookies técnicas para ofrecerte mejores servicios.

4. Cookies publicitarias y de comportamiento

Se utilizan para servirte los anuncios que creemos que pueden ser relevantes para ti y para tus intereses. Por ejemplo, si visitas la sección de web para empresas de Espido Freire, podemos ofrecerte ofertas especiales de este tipo de producto que pueden ser de tu interés. Podrás ver estos anuncios Espido Freire en otros sitios que visites en la red. Sin embargo, en ningún momento tendremos acceso a tus datos personales.

El sitio Espido Freire utiliza cookies de publicidad gestionadas por terceros para la promoción de sus productos tanto en páginas Web de Espido Freire como en páginas que no pertenecen a Espido Freire. Puedes dejar de recibir determinadas cookies publicitarias gestionadas por terceros al acceder a sus páginas web.

3- ¿Durante cuanto tiempo guardamos la información?

Depende del tipo de cookie. Las cookies de sesión caducan al cerrar el navegador. Las cookies persistentes, suelen caducar cuando transcurre un periodo de tiempo que puede oscilar entre los dos meses y los dos años.

4 - ¿Puedo bloquear / desactivar las cookies de usuario de un sitio Web?

Como hemos explicado anteriormente, las cookies te ayudan a obtener el máximo rendimiento de nuestros sitios Web.

En caso de hayas visitado la web de Espido Freire después la fecha indicada en el pie de esta página, deberías haber visto un mensaje que explica que al continuar para acceder a nuestro sitio, aceptas el uso de cookies.

Recuerda que puedes desactivar las cookies en el navegador que utilices para acceder a nuestra web y recuerda que si decides desactivar las cookies, es posible que algunas secciones de nuestro sitio Web no funcionaran correctamente

5 - Cambios en nuestra política de privacidad.

Cualquier cambio que se pueda producir en el futuro con respecto a nuestra política de privacidad será publicada en el futuro en esta misma página. Te recomendamos el que visites este apartado para comprobar regularmente las actualizaciones o cambios en nuestra política de privacidad.