Entre olivos

Publicado el Domingo, 15 Noviembre 2020. Publicado en: Viajes

Entre olivos

Una visita a Úbeda y a Baeza quedaría incompleta sin un paseo real y literario entre el mar de olivos que determina el paisaje jienense. No puedo imaginarme mejor manera de teletransportarnos que habitar un rato en un poema.

El olivo, la laboriosa y dura recogida de su fruto, su color, el punteado que genera en las colinas han generado e inspirado infinidad de poemas; algunos nacieron de la fascinación de quienes los veían por primera vez y quedaban deslumbrados. En otros casos, era el homenaje a lo cotidiano de los autores andaluces, o mediterráneos; desde los más costumbristas a los más abstractos, la presencia y el símbolo del olivo proviene de los tiempos en los que se comenzó a narrar.

Fue el regalo que Atenea donó a la humanidad, y el que le otorgó el título de protectora de Atenas, frente a Poseidón: el olivo alimentaba, curaba, y lo que era más reconfortante, iluminaba y permitía vencer a las sombras de la noche. Era la recompensa de los atletas olímpicos, una sencilla corona de ramas de olivo. El aceite servía para ungir y preparar a los muertos, como hizo Príamo con su hijo Héctor.

En la Ilíada se nombra como símbolo de resistencia:

Como el frondoso olivo que planta el labrador donde abunda el agua y crece exuberante, siendo mecido por todos los vientos y cubierto de flores blancas, hasta que sopla el huracán y lo descuaja y lo arrastra por la tierra, así dio Menelao muerte a Euforbo.

EspidoOlivo1

¿Y en la Odisea? De olivo es la estaca con la que Odiseo ciega al cíclope; bajo un olivo dejan los feacios al héroe, dormido, cubierto de presentes, cuando lo llevan a Ítaca, y eso es lo primero que ve al llegar a su tierra. Allí, con Minerva, planea su venganza.

Sentáronse después en las raíces del sagrado olivo y deliberaron acerca del exterminio de los orgullosos pretendientes.

Y, por supuesto, la cama del héroe está tallada sobre las raíces de un olivo gigantesco, aún en la tierra, que adornó con piel, oro y marfil, y que representa, mientras no haya sido cortado, la fidelidad y constancia de Penélope.

EspidoOlivo

EspidoOlivo2

Muchos son los poemas que asocian la sensualidad, en especial la femenina, con las olivas, su color, que recuerda a la piel humana, y el hecho de salir al campo a recogerlas. Viene a la mente Las morillas de Jaén, que muchos conocemos en la versión de García Lorca, pero que procede de un zéjel o villancico del Cancionero de Palacio, del siglo XVI. Pobres morillas, que salen a buscar olivas y encuentran que ya no quedan, que alguien se les ha adelantado...

Tres morillas m’enamoran
en Jaén
Axa y Fátima y Marién.

Tres morillas tan garridas
yvan a coger olivas
y hallávanlas cogidas
en Jaén
Axa y Fátima y Marién.

Y hallávanlas cogidas
y tornaban desmaídas
y las colores perdidas
en Jaén
Axa y Fátima y Marién.

EspidoOlivo9

EspidoOlivo3

En Olivares de Mancha Real Antonio Gala evoca sus amores entre los olivos que se extienden ante sus ojos.

Cuanto miramos desde arriba es nuestro,
porque nos mira y somos suyos.
Cae el cielo, y tú me amas,
y el olivar nos ama a ti y a mí.

La tormenta muy pronto
restallará sus látigos. ¿Qué importa?:
ya no sueño dormido ni despierto,
ya te tengo entre olivos.
Mi patria sois; me extinguiré en vosotros
para que empiece todo una vez más

EspidoOlivo4

Resulta complicado escoger un único poema de Lorca, pero me parece especialmente evocador el de la joven aceitunera que se deja cortejar por el viento, indiferente ante los mozos que intentan cortejarla.

Cuando la tarde se puso

morada, con luz difusa,

pasó un joven que llevaba

rosas y mirtos de luna.

“Vente a Granada, muchacha.”

Y la niña no lo escucha.

La niña del bello rostro

sigue cogiendo aceituna

con el brazo gris del viento

ceñido por la cintura.

EspidoOlivo11

EspidoOlivo7

EspidoOlivo12

EspidoOlivo8

Un tono muy diferente adopta Antonio Machado cuando, desolado por la viudad y recién llegado a un destino nuevo, el del Instituto de Baeza, camina y descansa la vista en el paisaje. Y complempla después lo que le rodea, dentro y fuera, y su dolor, poco a poco, cede con el tiempo y la resignación.

I
Desde mi ventana,
¡campo de Baeza,
a la luna clara!
¡Montes de Cazorla,
Aznaitín y Mágina!
¡De luna y de piedra
también los cachorros
de Sierra Morena!

IX
Los olivos grises,
los caminos blancos.
El sol ha sorbido
la calor del campo;
y hasta tu recuerdo
me lo va secando
este alma de polvo
de los días malos.

EspidoOlivo16

EspidoOlivo17

EspidoOlivo18

EspidoOlivo19

Miguel Hernández encontrará en estas tierras motivos más que suficientes para llamar a la revolución, a la lucha y a la justicia.

Andaluces de Jaén,
aceituneros altivos,
decidme en el alma, ¿quién,
quién levantó los olivos?

No los levantó la nada,
ni el dinero, ni el señor,
sino la tierra callada,
el trabajo y el sudor.

A veces abandona ese tono reivindicativo y compara lo que dejó atrás con lo que ahora encuentra, entre el pasado y la esperanza, los olivos y el azahar.

Ay, el rincón de tu vientre;
el callejón de tu carne:
el callejón sin salida
donde agonicé una tarde.(…
)

El naranjo sabe a vida
y el olivo a tiempo sabe.
Y entre el clamor de los dos
mis pasiones se debaten.(…
)

Después del amor, la tierra.
Después de la tierra, nadie.

EspidoOlivo14

EspidoOlivo15

Por último (la lista sería interminable, y os animo a que la continúeis) Blas de Otero llama a la paz y a la guerra, con el juego constante del olivo como símbolo bíblico de la esperanza y de la paz tras el Diluvio.

Ramo de oliva,

vamos a verdear el aire,
que todo sea ramos
de olivos en el aire.
(...)

Puestos en pie de paz,
unidos, laboramos.
Ramo de oliva, vamos
a verdear el aire.

A verdear el aire.
Que todo sea ramos
de olivos en el aire.

EspidoOlivo5

EspidoOlivo6

EspidoOlivo13

Las fotos fueron tomadas por Nika Jiménez, en un olivar de Baeza. El vestido bicolor es de Alicia Rueda, con zapatos de Andrea Milián y joyas de Uno de 50 (los pendientes Switch on y el anillo Determination). Mascarilla de Bela. Como ya os he comentado en alguna ocasión, si necesitais más información antes o durante vuestra visita a Úbeda y a Baeza, no dudéis en dirigiros a TUBBA.

Compartir artículo

Leave a comment

You are commenting as guest.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios relacionados con sus preferencias y hábitos de navegación. Si continua navegando o no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1 - ¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que una página Web puede poner en tu ordenador o dispositivo móvil la primera vez que visitas un sitio Web o página. La cookie ayudará al sitio Web, o de otro sitio web, a reconocer tu dispositivo la próxima vez que se visite. Hay muchas cosas que realizan las cookies. Por ejemplo, pueden ayudarnos a recordar tu nombre de usuario y preferencias, analizar el funcionamiento de nuestro sitio Web, o incluso nos permite recomendarte el contenido que creemos que puede ser interesante para ti,

Algunas cookies no contienen información personal - por ejemplo, si haces clic en "Recuérdame" al iniciar sesión, una cookie se almacenará con tu nombre de usuario. La mayoría de las cookies no recopilará información que te identifique, solamente recogen la información general, cómo los usuarios llegan al Site y utilizanla Web, o la ubicación general del usuario.

2 - ¿Qué tipos de cookies se utilizan?

En general, se utilizan las cookies para realizar hasta cuatro funciones diferentes:

1. Cookies de personalización

Algunas cookies son esenciales para el funcionamiento de nuestro sitio Web. Por ejemplo, algunas cookies nos permiten identificar el idioma del usuario, configuración regional o desde donde accede. Si un abonado opta por desactivar estas cookies, el usuario le será más difícil acceder a todo el contenido a tu disposición.

2. Cookies de análisis

Utilizamos otras cookies para analizar cómo nuestros visitantes utilizan nuestro sitio Web y para controlar el rendimiento Web como Google Analitics. Esto nos permite ofrecer una experiencia de alta calidad a usuarios mediante la personalización de nuestros contenidos y la rápida identificación y la fijación de cualquier problema que surja. Por ejemplo, podemos utilizar cookies rendimiento para realizar un seguimiento de qué páginas son las más populares, qué método de vinculación entre las páginas es más eficaz, y para determinar por qué algunas páginas están recibiendo mensajes de error. También podríamos utilizar estas cookies para resaltar artículos o servicios del sitio que creemos que será de interés para los usuarios, basados en la navegación enla Web

3. Cookies técnicas

Las cookies técnicas que nos permiten recordar tus preferencias. Por ejemplo, las cookies te ahorran la molestia de escribir su nombre manualmente cada vez que accedas al sitio, y recordar las preferencias de personalización, tales como la apertura de menús laterales según la visita anterior al iniciar sesión, recordar elementos que integran un pedido, realiza runa solicitud de inscripción o compartir contenidos a través de redes sociales.

También utilizamos cookies técnicas para ofrecerte mejores servicios.

4. Cookies publicitarias y de comportamiento

Se utilizan para servirte los anuncios que creemos que pueden ser relevantes para ti y para tus intereses. Por ejemplo, si visitas la sección de web para empresas de Espido Freire, podemos ofrecerte ofertas especiales de este tipo de producto que pueden ser de tu interés. Podrás ver estos anuncios Espido Freire en otros sitios que visites en la red. Sin embargo, en ningún momento tendremos acceso a tus datos personales.

El sitio Espido Freire utiliza cookies de publicidad gestionadas por terceros para la promoción de sus productos tanto en páginas Web de Espido Freire como en páginas que no pertenecen a Espido Freire. Puedes dejar de recibir determinadas cookies publicitarias gestionadas por terceros al acceder a sus páginas web.

3- ¿Durante cuanto tiempo guardamos la información?

Depende del tipo de cookie. Las cookies de sesión caducan al cerrar el navegador. Las cookies persistentes, suelen caducar cuando transcurre un periodo de tiempo que puede oscilar entre los dos meses y los dos años.

4 - ¿Puedo bloquear / desactivar las cookies de usuario de un sitio Web?

Como hemos explicado anteriormente, las cookies te ayudan a obtener el máximo rendimiento de nuestros sitios Web.

En caso de hayas visitado la web de Espido Freire después la fecha indicada en el pie de esta página, deberías haber visto un mensaje que explica que al continuar para acceder a nuestro sitio, aceptas el uso de cookies.

Recuerda que puedes desactivar las cookies en el navegador que utilices para acceder a nuestra web y recuerda que si decides desactivar las cookies, es posible que algunas secciones de nuestro sitio Web no funcionaran correctamente

5 - Cambios en nuestra política de privacidad.

Cualquier cambio que se pueda producir en el futuro con respecto a nuestra política de privacidad será publicada en el futuro en esta misma página. Te recomendamos el que visites este apartado para comprobar regularmente las actualizaciones o cambios en nuestra política de privacidad.