Camelias en el Pazo de la Saleta

Publicado el Domingo, 08 Abril 2018. Publicado en: Looks, Viajes

Camelias en el Pazo de la Saleta

Mi primer pez, una pequeña carpa dorada de las que muchos niños de mi edad tuvimos, se llamó Bianca Camelia. Incluso para mí, una intrépida bautista de siete años especializada en rarezas, era un nombre rebuscado. Bianca procedía de la cantante de ópera Bianca Castafiore, el único protagonista femenino de Tintín, que entonces me tenía fascinada. El camelia se lo debía a las flores blancas y rojas que mi abuela cultivaba en Galicia, que florecían en el invierno y no en el verano y que se deshacían en pétalos, como las escamas de un pez. Que un pececito naranja se transformara en una hembra, y además una  flor blanca, se debía exclusivamente a mi voluntad: las palabras cambiaban y subvertían la realidad, y la convertían en lo que yo deseaba.

Muerta lamentablemente joven Bianca Camelia, y sus dos sucesoras, el amor por Tintín y por las camelias ha continuado. A uno le rendí tributo en Angouleme, y las otras me aguardaban en la Ruta de Camelia, un recorrido por los jardines más hermosos de Galicia, a los que estas flores orientales, bautizadas por un sacerdote jesuita, llegaron traídas por los marineros portugueses y gallegos.

La camelia, originaria de Japón y de China, pertenece a la familia del té. Sus hojas coriáceas, brillantes y rígidas, poco tienen que ver con la sedosa delicadeza de sus flores, que no quieren sol ni calor y se derrumban bajo la lluvia o la nieve. En Europa se conoció a partir del siglo XVII por el botánico James Cunnigham.

 La Ruta de la Camelia sugiere un recorrido por pazos y jardines de norte a sur. Muy en consonancia con su origen oriental, lo que se nos propone en esta ruta es la contemplación de estas flores invernales y bellísimas, efímeras, algo que los japoneses llaman Hanami. Literalmente significa “mirar u observar la flor”, y ellos lo llevan a cabo entre finales de marzo y comienzos de abril, las semanas en las que las flores de cerezo florecen y caen. En ese mirar sin aferrarse cabe el aprovecha el momento o collige virgo rosas occidental: no hace reflexionar sobre la brevedad de la vida, y sobre cómo el instante y la belleza de ese momento es lo único eterno.

De los hermosos lugares donde podéis disfrutar de estas camelias, y quizás de un vino blanco y de una conversación interesante, quiero destacar el que por intención e historia se diferencia más de otros. El Pazo de la Saleta, que se encuentra en Meis, Pontevedra, rodeado de pequeños viñedos. Aquí, en torno a la capilla de la Virgen de la Saleta, y de un antiguo pazo de labranza, una pareja inglesa decidió trazar a su manera un jardín sin laberintos ni las estructuras propias de la tradición francesa e italiana de otros pazos. Las camelias crecieron en un falso jardín campestre, perfectamente ordenado y planificado.

Unas décadas más tardes, restaurado el pazo y la capilla y ampliado el jardín con muchas más especies exóticas, algunas de las antípodas, otras parientes de las ya enraizadas, es una familia gallega la que se ocupa de preservar esa tradición y de mimar tanto las flores como a quien las visita. Tan bien lo hacen que acaban de ser nombrados Jardín de Excelencia Internacional, otorgado por la Sociedad Internacional de la Camelia. 

Podría pasarme horas hablando de este precioso jardín y de los árboles y arbustos que lo pueblan; solo con algunas de las centenares de fotos de las camelias que saqué podéis haceros a la idea de la belleza y de la intensa emoción que se respira allí: cuando creemos haber visto la última flor increíble, otra aparece, y otra, en el siguiente arbusto, con otro color... los ojos se llenan de aquello que no volverá a repetirse, porque mañana será diferente y pasado habrá desaparecido.

Este efecto no es solo obra de la naturaleza. Cada pequeño detalle del jardín está cuidadosamente buscado y cuidado. Entre los troncos y el musgo aparece un tocón con flores y piñas, o una virgen de granito, o una antigua cama convertida en un rincón íntimo. Este es un jardín que reconcilia a quien lo visita con el mundo y con lo que quedó fuera de estos muros, que le regala nueva energía, y que ofrece, en la manera generosa y muda de las flores, lo que las flores dan: belleza y esperanza en el futuro.

EspidoFlores14

EspidoFlores1

EspidoFlores2

EspidoFlores3

EspidoFlores4

EspidoFlores5

EspidoFlores6

EspidoFlores7

EspidoFlores8

EspidoFlores9

EspidoFlores10

EspidoFlores11

EspidoFlores12

EspidoFlores13

EspidoFlores16

EspidoFlores15

Para el Hanami gallego llevé un vestido azul intenso con rayas de HM. Los zapatos rojos eran de Cristina Valdivieso.

Las fotos fueron tomadas en la semana de Pascua en el Pazo de la Saleta. Toda la información de contacto, o para pedir cita para visitarlo la encontráis aquí. Es el lugar perfecto para una ceremonia, o para sesiones de fotos que queréis que sean especiales.

Algunas de las camelias son extraordinarias: la bicolor Mikenjaku, la extraña camelia amarilla Nitidissima, o la pureza nívea de la Montironi White. Contempladlas, si os es posible.

 

Compartir artículo

Leave a comment

You are commenting as guest.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios relacionados con sus preferencias y hábitos de navegación. Si continua navegando o no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

1 - ¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que una página Web puede poner en tu ordenador o dispositivo móvil la primera vez que visitas un sitio Web o página. La cookie ayudará al sitio Web, o de otro sitio web, a reconocer tu dispositivo la próxima vez que se visite. Hay muchas cosas que realizan las cookies. Por ejemplo, pueden ayudarnos a recordar tu nombre de usuario y preferencias, analizar el funcionamiento de nuestro sitio Web, o incluso nos permite recomendarte el contenido que creemos que puede ser interesante para ti,

Algunas cookies no contienen información personal - por ejemplo, si haces clic en "Recuérdame" al iniciar sesión, una cookie se almacenará con tu nombre de usuario. La mayoría de las cookies no recopilará información que te identifique, solamente recogen la información general, cómo los usuarios llegan al Site y utilizanla Web, o la ubicación general del usuario.

2 - ¿Qué tipos de cookies se utilizan?

En general, se utilizan las cookies para realizar hasta cuatro funciones diferentes:

1. Cookies de personalización

Algunas cookies son esenciales para el funcionamiento de nuestro sitio Web. Por ejemplo, algunas cookies nos permiten identificar el idioma del usuario, configuración regional o desde donde accede. Si un abonado opta por desactivar estas cookies, el usuario le será más difícil acceder a todo el contenido a tu disposición.

2. Cookies de análisis

Utilizamos otras cookies para analizar cómo nuestros visitantes utilizan nuestro sitio Web y para controlar el rendimiento Web como Google Analitics. Esto nos permite ofrecer una experiencia de alta calidad a usuarios mediante la personalización de nuestros contenidos y la rápida identificación y la fijación de cualquier problema que surja. Por ejemplo, podemos utilizar cookies rendimiento para realizar un seguimiento de qué páginas son las más populares, qué método de vinculación entre las páginas es más eficaz, y para determinar por qué algunas páginas están recibiendo mensajes de error. También podríamos utilizar estas cookies para resaltar artículos o servicios del sitio que creemos que será de interés para los usuarios, basados en la navegación enla Web

3. Cookies técnicas

Las cookies técnicas que nos permiten recordar tus preferencias. Por ejemplo, las cookies te ahorran la molestia de escribir su nombre manualmente cada vez que accedas al sitio, y recordar las preferencias de personalización, tales como la apertura de menús laterales según la visita anterior al iniciar sesión, recordar elementos que integran un pedido, realiza runa solicitud de inscripción o compartir contenidos a través de redes sociales.

También utilizamos cookies técnicas para ofrecerte mejores servicios.

4. Cookies publicitarias y de comportamiento

Se utilizan para servirte los anuncios que creemos que pueden ser relevantes para ti y para tus intereses. Por ejemplo, si visitas la sección de web para empresas de Espido Freire, podemos ofrecerte ofertas especiales de este tipo de producto que pueden ser de tu interés. Podrás ver estos anuncios Espido Freire en otros sitios que visites en la red. Sin embargo, en ningún momento tendremos acceso a tus datos personales.

El sitio Espido Freire utiliza cookies de publicidad gestionadas por terceros para la promoción de sus productos tanto en páginas Web de Espido Freire como en páginas que no pertenecen a Espido Freire. Puedes dejar de recibir determinadas cookies publicitarias gestionadas por terceros al acceder a sus páginas web.

3- ¿Durante cuanto tiempo guardamos la información?

Depende del tipo de cookie. Las cookies de sesión caducan al cerrar el navegador. Las cookies persistentes, suelen caducar cuando transcurre un periodo de tiempo que puede oscilar entre los dos meses y los dos años.

4 - ¿Puedo bloquear / desactivar las cookies de usuario de un sitio Web?

Como hemos explicado anteriormente, las cookies te ayudan a obtener el máximo rendimiento de nuestros sitios Web.

En caso de hayas visitado la web de Espido Freire después la fecha indicada en el pie de esta página, deberías haber visto un mensaje que explica que al continuar para acceder a nuestro sitio, aceptas el uso de cookies.

Recuerda que puedes desactivar las cookies en el navegador que utilices para acceder a nuestra web y recuerda que si decides desactivar las cookies, es posible que algunas secciones de nuestro sitio Web no funcionaran correctamente

5 - Cambios en nuestra política de privacidad.

Cualquier cambio que se pueda producir en el futuro con respecto a nuestra política de privacidad será publicada en el futuro en esta misma página. Te recomendamos el que visites este apartado para comprobar regularmente las actualizaciones o cambios en nuestra política de privacidad.