Seda y oro

Uno de los museos más desconocidos de Madrid, incluso para sus habitantes, es el que se encuentra en la Casa de Moneda y Timbre. Muchas personas han descubierto que tal edificio existía por ser el lugar de rodaje de la serie La Casa de Papel. Sin embargo, este museo es uno de los más ricos y completos del mundo en su temática, no hay colas, es gratuito, y su personal destaca por una amabilidad y una disponbilidad extraordinaria.

Quizás ese relativo desconocimiento se deba a que los museos que exhiben arte exijan para disfrutarlos únicamente de los sentidos, mientras que los especializados presuman algunos conocimientos previos, o intereses enfocados de antemano a sus exhibiciones. O quizás influya la conflictiva relación que mantiene este país entre un riquísimo pasado del que se avergüenza constantemente, y de un presente obsesionado por el dinero y la riqueza que a su vez parecen complicados de obtener por medios legítimos.

Sea como sea, el vistazo a las exposicione temporales y a los espléndidos fondos del museo pueden servir para que revisemos esas creencias: ¿sigue siendo el camello, la aguja y el reino de los cielos un consuelo para quienes no serán nunca ricos? ¿Continúa vigente la repugnancia por el trabajo manual y el amor por las apariencias que nos narra el Lazarillo? ¿Nos pesa la creencia de que preocuparse por aquello que resulta sensual y agradable es una señal de decadencia y pecado? ¿Qué nos separa de los países protestantes, que vuelan libres de esos prejuicios, pero acarrean otros?

En los impresionantes paneles que, junto con las cristaleras del techo, identifican este museo a la legua, se narran muchas historias: la evolución de la moneda, los oficios, la acuñación y la impresión. A menudo fueron la sal y las especies, otros metales además del oro, o materiales como la seda, o incluso los bulbos de tulipán, los que sirvieron como patrón de intercambio. Es curioso comprobar cómo le damos valor a lo que  en otro contexto no lo tiene. Es fascinante ver cómo tasamos el tiempo y la vida.

 

EspidoAbrigo6

EspidoAbrigo14re

EspidoAbrigo12

EspidoAbrigo13

EspidoAbrigo10

EspidoAbrigo11

El vestido de seda que llevo es el modelo Lupe de Mamba Soul. Ya hablé de la interesante historia de esta firma española en la entrada Cosas que valen más que el oro, y hoy os muestro un diseño más, de seda negra con un obi rojo de línea muy sencilla, para que que sea la riqueza del tejido lo que destaque y no nos perdamos en mera calderilla. Las fotos fueron tomadas en el Museo Casa de la Moneda de Madrid, por Nika Jiménez.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.